¿Cómo hacer de la oficina un lugar más saludable para los trabajadores?

Seguridad
0 0 No hay comentarios

Hoy, como cada 28 de abril, se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

Todos los días son propicios para fomentar un hábito laboral más saludable, pero hoy se está haciendo especial hincapié en ello porque se celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

Desde 2005 y a instancias de la OIT, siglas de la Organización Internacional del Trabajo, cada 28 de abril se intenta concienciar a la fuerza laboral mundial de la necesidad de mantener prácticas más seguras para la salud ya no sólo en la vida personal, sino también en la profesional. Durante estos más de diez años se han tratado temas como los accidentes laborales a las denominadas enfermedades profesionales.

La edición de este año lleva por título “Estrés en el trabajo: Un reto colectivo”, dado que “muchos trabajadores enfrentan una gran presión para cumplir con las exigencias de la vida laboral moderna”, según explica la propia OIT en su página web. Aquí entran desde la competencia que se genera entre trabajadores a unos horarios demasiado exigentes, la propia precariedad laboral, el miedo a ser despedido o la falta de oportunidades. Este estrés “afecta a todos los países, todas las profesiones y todos los trabajadores, tanto en los países desarrollados como en desarrollo”, dice la OIT, que califica al lugar de trabajo como “una fuente importante de riesgos psicosociales y al mismo tiempo el lugar idóneo para tratarlos y proteger la salud y el bienestar de los trabajadores”.

Pero, ¿cómo mejorar los niveles de salud en las empresas? Más allá de fomentar un clima laboral agradable, reconocer los derechos de los empleados y huir de tiranías, la empresa MMD ha lanzado tres consejos concretos con motivo de esta celebración mundial.

La primera recomendación pasa por utilizar equipos inteligentes y, teniendo en cuenta lo informatizada que está la sociedad, seleccionar monitores que cuenten con tecnología capaz de evitar la fatiga ocular y de limitar la tensión visual, sin parpadeos y luz azul dañina. Un ejemplo sería la tecnología LED SoftBlue. Otra ayuda llega por parte de la resolución de las pantallas, como la moderna 5K.

En segundo lugar se aconseja sentarse ante el ordenador con la postura más natural posible, ayudándose tanto de sillas regulables como de dispositivos con soportes ajustables que permitan situarse a la altura ideal. Esto debería ayudar a combatir los dolores de espalda. Y una tercera sugerencia pasa por descansar de vez en cuando para maximizar el rendimiento, combatir despistes e incluso agobios. A esto MMD añade la necesidad de mantener el escritorio en orden, libre de distracciones, y la posibilidad de optar por pantallas grandes que den sensación de espacio y ofrezcan todo lo que se necesita.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor