Los diez hombres sin piedad de las teleco europeas

OperadoresRedes

Una única mujer, Neelie Kroes, se cuela entre los diez nombres más influyentes de las telecomunicaciones europeas.

Como en esa ya clásica película en la que diez hombres tienen que decidir si el acusado de un asesinato es o no culpable, hemos elegido a los diez nombres que tienen en sus manos en este mismo momento la vida y la muerte del sector de las telecomunicaciones europeo. O poniéndonos menos dramáticos, quienes son los que realmente cortan el bacalao en las teleco del Viejo Continente.

Entre la lista mucho viejo conocido, mucha gran compañía, escasas mujeres – realmente sólo una – y algún recién llegado.

El recién llegado es Zeinal Bava. El CEO de Portugal Telecom ha toreado lo suficientemente bien a Telefónica como para haberse convertido con derecho en el personaje teleco del verano. Su sueldo, según su perfil en Forbes, 546.101 euros. Su biografía, una de las más exóticas del listado de grandes directivos de las telecomunicaciones europeas. Nacido en Mozambique, entonces colonia portuguesa, en los 60, es descendiente de una familia musulmana sunita que abandonó la India a finales del siglo XIX para establecerse como comerciantes en las colonias lusas.

Estuvo ligado a Portugal Telecom en su proceso de privatización y es el hombre fuerte de la compañía desde 2008. La lucha contra Telefónica por el control de Vivo fue su verdadero tour de force. 

Y en su verdadero tour de force su máximo oponente fue el que posiblemente es el hombre más poderoso en las telecomunicaciones europeas, César Alierta. El mismo que en un arrebato quizás apócrífo amenazó con convertir a Portugal Telecom en una prolongación más de la delegación de Telefónica en Extremadura. Él podría. Sus opiniones sobre si Google era un parásito de las operadoras se convirtieron en la mecha de la llama de una revuelta.


Desde julio de 2000, Alierta  es Presidente de Telefónica y miembro de los Consejos de Administración de China Unicom y Telecom Italia. Nacido en 1945, su biografía profesional le ha llevado por numerosas empresas de diversos sectores. Acaba de ser nombrado directivo del año por Thomson Reuters y de ingresarse dos millones de euros en acciones de Telefónica. Su sueldo, sin embargo, es de sólo 400.000 euros, según Forbes.

La vieja Europa

A los nombres de la Península Ibérica se suman los de la Vieja Europa. Stephane Richard es CEO de France Telecom, una de las mayores teleco europeas, con un valor de mercado de unos 62.000 millones de dólares. Que importa.Richard es conocido como el CEO que ha heredado el difícil legado del CEO de los suicidios, Didier Lombard. Poco importa que haya estado a nada de hacerse con Le Monde, y ser por tanto todavía más poderoso – influiría en las ideas -, y que su acuerdo con T-Mobile en Reino Unido esté dando tan buenos réditos.
Sobre Richard sólo pesa la terrible historia de su compañía… y la mala gestión de comunicación de crisis en la etapa precedente.

Su socio en T-Mobile es René Obermann, CEO de Deutsche Telekom. Obermann es uno de los golden boy de las teleco europeas: su sueldo, según Forbes, fue en 2009 de 3.278.172 euros. De la misma quinta que Zeinal Bava, aterrizó en Deutsche Telekom a finales de los 90 y ha ido escalando desde dentro.
En el mercado británico en el que Richard y Obermann van de la mano compiten con Vodafone. Vittorio Colao es su máximo responsable: 2.264.000 de sueldo según Forbes. Se rumoreó que iba a ser el CEO de Telecom Italia, pero él negó cualquier interés por el puesto y poco después dio el salto a Vodafone sustituyendo a Arun Sarin. El adiós a Sarin le salió a Vodafone por 500.000 libras. Los últimos años, la recesión y la consecuente caída del consumo en móvil, han sido los principales quebraderos de cabeza de Colao.


Aunque mucho mejor no le ha ido a su vecino: el CEO de BT, Ian Livingston, tuvo que enfrentarse a un año, el saliente, más que complicado, con 25.000 despidos a pesar de sus imaginativas soluciones de mantenimiento de plantilla, como la cesión de talento. El sueldo de Livingston, siempre según Forbes, fue en el último año con datos, 2009, de 2.105.000 libras.

El valor bursátil de BT está en 13.150 millones de dólares, según la última escala de las 2.000 marcas de Forbes, por debajo de los 27.750 de Telecom Italia. Franco Bernabé se embolsa  3.428.000 euros por su trabajo como CEO de Telecom Italia, uno de los más altos ingresos con los de René Obermann. Desde el año 2007 es máximo responsable de la operadora italiana. También ha tenido su tira y afloja con Telefónica, aunque él no se convirtió en un David contra Goliat como Bava. Telefónica no llegó ni a pronunciarse para hacerse oficialmente con Telecom Italia: estaba demasiado cantado que a la administración Berlusconi no le hacía nada de gracia.

Y vinieron del norte

Menos conocidos son los CEO de dos compañías norteñas. Ad Scheepbouwer es el CEO de KPN y es un hombre hecho a sí mismo. Su contrato expira en 2011: nacido en 1945 tiene una larga experiencia profesional ligada a diferentes compañías holandesas, aunque si vida profesional empezó en 1951 como camarero en un barco.

Tampoco es muy conocido Lars Nyberg, CEO de TeliaSonera, 2.174.697 euros  como sueldo según los datos oficiales y fácilmente accesibles de la compañía. TeliaSonera en España sólo está con Yoigo, aunque es la compañía de telecomunicaciones líder del mercado escandinavo. 31.300 millones de dólares es su capitalización bursátil, según Forbes. Es CEO desde 2007.

La única mujer…

La única mujer en esta lista de todopoderosos es Neelie Kroes, la comisaria europea de Agenda Digital. Su anterior papel en Europa fue en Competencia, una cartera que conoce muy bien – seguro que para ellos demasiado bien – Telefónica.

La situación, y la escaseza de mujeres, podría cambiar, ya que dos exóticos nombres se incluyeron en la lista de Young Global Leaders 2010 que elige a las estrellas más prometedoras del firmamento business mundial. En Europa y en teleco sólo dos mujeres lograron posicionarse. Por un lado, Irena Jolic-Simovic, directora general de  T-Com, la mayor teleco de Croacia, y por otro Serpil Timuray, la CEO de Vodafone Turquía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor