Dimite el presidente del consejo de vigilancia de Siemens

EmpresasRegulaciónSupervisión

Heirinch von Pierer será sustituido en el cargo por Gerhard Cromme, actual
presidente del consejo de vigilancia de ThyssenKrupp.

El presidente del consejo de vigilancia de
Siemens, Heinrich von Pierer,
anunció su dimisión en un comunicado publicado ayer por la tarde, por lo que
será reemplazado por Gerhard Cromme, que es el actual presidente del consejo de
vigilancia de
ThyssenKrupp.

En el documento, el antiguo presidente del grupo alemán indica que la
presentación oficial de su dimisión tendrá lugar en la próxima sesión del
consejo de administración del grupo, prevista para el próximo 25 de abril, según
ha informado el periódico La Tribune.
Este episodio se produce como consecuencia de los escándalos de corrupción que
han tenido lugar dentro de la organización desde el pasado otoño.

Tras este anuncio, los títulos de la compañía teutona han alcanzado máximos
históricos en su trayectoria desde hace seis años en la
bolsa
de Frankfurt
. Así, hoy la compañía ha logrado una revalorización del 3,73%
hasta alcanzar los 89,99 euros en el índice de valores
Dax, que sólo crece un 0,74%.

Ante el vacío que deja von Pierer, que ya ocupa un puesto en el consejo de
vigilancia de Siemens, sustituirá al directivo saliente hasta que tenga lugar la
renovación del consejo, que está prevista para la próxima asamblea general del
24 de enero de 2008. Además, Cromme, preside la comisión encargada de controlar
los casos de corrupción que se han producido recientemente.

“Siempre he defendido la idea de que los deberes que tiene la sociedad y sus
más de 400.000 asalariados tiene que prevalecer sobre otro tipo de intereses. La
justificación a mi decisión no es una responsabilidad personal en las
investigaciones que se están llevando a cabo”, ha asegurado Heinrich von Pierer
en un comunicado publicado con motivo de la asamblea general de accionistas de
Volkswagen,
donde también es miembro del consejo de la compañía automovilística.

A pesar de que las denuncias sobre los casos de corrupción se hacían cada vez
más habituales en los medios de comunicación y estaban debilitando al grupo
desde hace ya unos meses,von Pierer había renunciado a dejar su cargo.

De hecho, en su última edición, el rotativo alemán
Der Spiegel indicaba que distintos miembros
del consejo de vigilancia del grupo alemán habían hecho presión para que
abandonara su cargo, al igual que los representantes de los trabajadores y
algunos accionistas.

Por otro lado, la relación que von Pierer mantenía con su sucesor, Klaus
Kleinfeld, presidente del comité de dirección de Siemens, era muy tensa. Así,
recientemente éste último le había reprochado de manera indirecta no dejarle el
margen suficiente de maniobra para desarrollar su política, por lo que la salida
de von Pierer podría facilitar la prórroga del contrato Kleinfeld, que
finalizará el próximo enero. La revisión del mismo será estudiada en la
siguiente reunión del consejo la próxima semana, coincidiendo con la víspera de
la publicación de las cuentas de los seis primeros meses del año.

Esta renuncia de Von Pierer, quien es cercano a la canciller Angela Merkel,
ya que también preside el consejo para la innovación y su nombre incluso
circuló como posible candidato para la presidencia de la República, es una
consecuencia más de los escándalos que salpican a varias divisiones del grupo
desde hace algún tiempo.

No obstante, algunos expertos no excluyen la posibilidad de que Kleinfeld
pueda finalmente vacilar, aunque lo que sí está claro es que, una vez que von
Pierer se haya ido, no se puede permitir ni el menor de los fallos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor