Dimiten, avergonzados, el presidente de Samsung y su hijo

Empresas

Después de años de rumores que se convirtieron en las últimas semanas en gritos de corrupción, Lee Kun-hee, presidente de Samsung e hijo del fundador abandona la compañía tras ser acusado de evasión de impuestos.

Avergonzado y con la cabeza gacha, Lee ha comentado: “Nosotros, incluido yo mismo, hemos causado problemas a la nación con esta investigación especial. Pido disculpas por ello y acepto la responsabilidad de todo, tanto legal como moralmente”.

Lee Jae-yong, hijo del presidente y heredero del trono Samsung, también ha dimitido, así como el vicepresidente Lee Hak-soo, el consejero más cercano de Lee.

Lee fue acusado el pasado jueves pero no se le arrestó. La Fiscalía dice que arrestarlo hubiese sido muy perjudicial para la compañía y tendría repercusiones muy negativas en toda Corea del Sur. Añadieron que Samsung tiene muchos problemas incluido el de la “transferencia ilícita del control de gestión”, que tiene que ver con los planes de Lee de transferir el control de la compañía a su hijo.

Si resultase culpable en el juicio, Lee podría ser condenado a cinco años de prisión.

vINQulos
Engadget

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor