Un directivo de Samsung se declara culpable en EE.UU.

Empresas

La compañía coreana Samsung Electronics, el mayor fabricante de memorias del
mundo, se ha visto de nuevo salpicada por atentar contra las leyes antimonopolio
norteamericanas.

Un alto ejecutivo de Samsung ha sido
declarado culpable de participar en una trama internacional para acordar los
precios de los módulos de memoria
D-RAM, según comunica el
Departamento de Justicia de los EE.UU.

Kim Il-ung, vicepresidente de marketing de la división de memoria de la
compañía, ha sido el sexto ejecutivo en declararse culpable de estos cargos, por
lo que se le ha condenado a una multa de 250.000 dólares y al cumplimiento de 14
meses en una prisión norteamericana, por lo que se trataría de la mayor condena
aplicada a un acusado extranjero en un caso de este tipo.

“Nos hemos comprometido a perseguir a los ejecutivos que violen las leyes
antimonopolio y perjudiquen a los consumidores, así como la libre competencia en
los EE.UU., incluso cuando estos ejecutivos desarrollen su actividad en el
extranjero?, comentó Thomas Barnett, asistente del fiscal general encargado de
la división antimonopolio, en declaraciones recogidas por
Financial
Times
.

La investigación del Departamento de Estado, que comenzó en el año 2002, ha
sacado a la luz uno de los casos más importantes de delitos antimonopolio hasta
la fecha. La estafa se calcula en unos 730 millones y se han encontrado indicios
de culpabilidad de otras tres empresas,
Infineon,
Hynix y
Elpida. Una quinta empresa,
Micron, admite haber tomado parte en esta
trama, aunque, debido a su colaboración con las autoridades federales, ha sido
absuelta.

Por lo que se refiere a Kim, habría tomado parte en la conspiración para
subir y estabilizar los precios de los chips D-RAM vendidos a ciertos
fabricantes entre abril del 2001 y junio del 2002. Esta violación afectó
directamente a fabricantes como
Dell,
Hewlett Packard,
Compaq,
IBM,
Apple y
Gateway.

En total, 18 personas han sido acusadas como resultado de la larga
investigación llevada a cabo, de los cuales, 15 han ingresado en prisión.
Paralelamente, los cinco ejecutivos de la compañía encontrados culpables han
sido condenados a pagar 250.000 dólares, además de su ingreso en prisión.

De acuerdo con la propia compañía, ?Samsung se compromete a una competencia
imparcial y a prohibir conductas en contra de la competencia?.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor