DirectX 10.1 no tranquiliza a nadie

ComponentesWorkspace
0 0 58 comentarios

Microsoft tenía que haber tranquilizado a los numerosos asistentes a Siggraph estos días, que querían ver como la próxima versión de DirectX, prevista con el SP1 de Vista, cumplía sus expectativas.

Pero no ha sido así. Los representantes de Microsoft en la feria de informática gráfica más importante del mundo dijeron que ni la GeForce 8800 ni la Radeon 2900 soportarán las nuevas funcionalidades de la versión 10.1. La revisión 0.1 necesita nuevas tarjetas, algo que sin duda va a sacar de quicio a todos los jugadores que han pagado ya un ojo de la cara por las nuevas tarjetas estos últimos meses, convencidos de que serían compatibles con las actualizaciones futuras.

Aunque bueno, habría que decir a estos jugadores que no se inquieten demasiado, ya que la DX 10.1 no aporta nada interesante, y lo que es aún mejor, nada que pueda interesar a los desarrolladores. La nueva versión se ha centrado en hacer obligatorio lo que antes era opcional, como el estándar 4xAA para anti-aliasing. El filtrado digital a 32 bit es opcional en DX10 (el de 16 bit es obligatorio), pero ahora se convierte en obligatorio en DX 10.1. En resumen, y según apuntan los de Extremetech, DX 10 no es sino un intento de Microsoft de hacer que los vendedores de gráficos se adhieran un poco más a los estándares en vistas a que los juegos tengan más control sobre la calidad de la imagen.

Más información aquí y aquí.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor