Dos y cuatro núcleos, frente a frente

ComponentesWorkspace
0 0 24 comentarios

Teniendo en cuenta la gran variedad de procesadores con sus distintas configuraciones en tamaño de caché, frecuencia de bus, frecuencia final y número de núcleos, uno puede hacerse un lío al intentar comparar su rendimiento. Para ello os presentamos un análisis de procesadores de dos y cuatro núcleos funcionando a la misma frecuencia para ver el impacto de disponer más hilos de proceso simultáneos.

Nuestros compañeros de Digit-life han realizado dicho análisis partiendo con un equipo base ASUS Maximus Extreme, una tarjeta gráfica NVIDIA 8800GTX y 4GB de memoria RAM. Con dicho equipo han pasado diversos tests, tanto sintéticos como de tareas reales. Y los resultados dejan claro lo que significa aumentar el número de núcleos de una CPU.

Los procesadores comparados son el E6600 y Q6600 (ambos de 65 nm y 2,4 Ghz) y el E7200 y Q9300 (ambos de 45 nm y frecuencias respectivas 2,53 Ghz y 2,5 Ghz). Los resultados de las pruebas s se han comparado teniendo como referenci los del Q6600. Los resultados hablan por sí solos y com oera de esperar no es un aumento lineal de rendimiento. Según cuán optimizada esté la aplicación así se verá beneficiada de tener más hilos, pero por lo visto en el caso más favorable para los procesadores de cuatro núcleos el rendimiento es algo superior a un 30% de sus equivalentes en velocidad de doble núcleo.

El mundo de procesadores multinúcleo avanza muy rápido pero ahora le toca al software dar el salto. Un dato a tener en cuenta es la diferencia de consumo de los procesadores de cuatro núcleos, que en el caso de 65nm es un 42% superior. Y en los de 45nm duplica y pasa de largo el consumo de su equivalente doble núcleo.

vINQulos:
Digit-life

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor