Dormir a la sombra de Apple

ComponentesWorkspace
0 0 No hay comentarios

El CEO de la compañía de semiconductores que creció a la sombra de iPod, PortalPlayer, dimitió el jueves, meses después de que Apple anunciase que no utilizaría su tecnología en los productos de gama media y alta.

Gary Johnson dirigió PortalPlayer, empresa dedicada a procesadores, firmware y desarrollo de software, en su mejor período, cuando suministraba tecnología a los fabricantes de iPod. El acuerdo suponía para la empresa afincada en San José el 95 por ciento de sus ingresos.

Esta dependencia no podía ser buena para PortalPlayer. De hecho, cuando Apple anunció en abril que utilizaría procesadores de la competencia, la empresa sufrió un fuerte varapalo en bolsa. El mes pasado, PortalPlayer despidió al 14 por ciento de la plantilla y la cotización de sus acciones en bolsa disminuyó un 45 por ciento en dos días.

El problema de PortalPlayer ha reavivado el viejo dicho sobre Apple: “nadie quiere acostarse con Apple porque nadie te asegura que por la mañana vayas a seguir vivo.”

El analista Roger Key describe en TheStreet la situación: “si haces negocios con Apple tienes que saber que los riesgos son seguramente mayores que los que correrías con otras empresas.”

En cuanto a Johnson, ha encarado su dimisión con bastante buena filosofía: “lo que a mí me gusta es hacer que las compañías que dirijo crezcan con rapidez. Cuando me uní a PortalPlayer, la compañía tenía un único producto y un capital muy limitado. Ahora cuenta con varias líneas de producto trabajando en los tres mayores mercados de reproductores multimedia y un capital de casi 200 millones de dólares.”

PortalPlayer se juega gran parte de su futuro con la tecnología Preface, una plataforma que permite acceso inmediato a datos, música y fotos sin necesidad de abrir el portátil. Al menos en la demostración que tuvo lugar en Computex, ya salieron algunas empresas interesadas en apoyar esta tecnología. El software SideShow de Microsoft sigue también esta línea.

Los veteranos en demostraciones, como el IDF de Intel, llevan años viendo estos sistemas, aunque su producción comercial sigue aún en suspenso.

vINQulos
Noticia original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor