Dos horas al día dedicadas a leer emails

EmpresasOperadoresRedes

Un estudio de Plantronics insta a replantear el uso abusivo del correo electrónico ya que la mitad del tiempo empleado para ello “es una pérdida de tiempo”.

Diez años de nuestra vida laboral los pasamos leyendo correos electrónicos y lo peor no es eso, sino que de todos estos emails casi un 49 por ciento se consideran irrelevantes.
A esta conclusión ha llegado un estudio realizado por Plantronics, presentado ayer en Madrid. Esta investigación tiene dos partes. Uno de ámbito europeo, llevada a cabo por el instituto de negocios británico ‘Henley Management College‘ en la primavera del 2007; y otro de ámbito nacional, llevado a cabo durante el pasado mes de septiembre con la ayuda de la empresa Sondeo. El estudio tenía como objetivo principal conocer la opinión de los directivos sobre la implantación y el uso de las tecnologías de comunicación en sus organizaciones, saber cómo son utilizadas y conocer cuáles son las consecuencias para sus negocios.
Este análisis les ha servido para concluir que se dedica una media de dos horas diarias a leer el correo electrónico en Europa y más de dos horas en España (unas 2,24 horas), lo que ha llevado a Philip Vanhoutte, Director General de Planctronics de Europa, a afirmar que “la mitad de las horas que nos pasamos leyendo el correo electrónico es una pérdida de tiempo”.
Vanhoutte ha afirmado a este respecto que el problema es que “mucha gente utiliza el email como un lugar mediante el que mantener una conversación, pero el correo electrónico no fue diseñado para responder en el mismo momento que alguien te escribe”.
Por último, ha señalado que el tono de voz de una persona o el lenguaje gestual es el “80 por ciento de la comunicación”, y que cuando se mantiene una conversación cara a cara “es muy difícil mentir”, por lo que no es recomendable el uso del mail ya que “es una manera fácil de esconderse”.
Finalmente Vanhoutte ha animado a las personas que trabajan delante de ordenadores a “tener el coraje de parar esta lluvia de mails cuando comienza a no tener sentido” y además ha dado una serie de consejos como moverse más y no estar siempre sentado delante del ordenador, ya que “durante todo momento podemos estar conectados porque tenemos todas las tecnologías disponislbes para ello”.
 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor