DX10 fracasa de nuevo en “El Señor de los Anillos”

ComponentesWorkspace

La épica aventura está desde hace meses en las pantallas de nuestros PCs, pero no parece que la acogida de su soporte para DirectX 10 haya sido demasiada buena. De hecho, cada vez parece tener menos sentido esta nueva API.

The Lord of the Rings: Shadows of Angmar parece haber sido uno de los grandes MMORPGs del año, y al lanzamiento inicial se han ido añadiendo varios capítulos a modo de actualizaciones. Sin embargo, el último capítulo ha aportado algo más que nuevas misiones, personajes o escenarios: el llamado Chapter 11: Defenders of Eriador trae soporte DirectX10 al juego por primera vez, pero su ejecución es, por lo que parece, desastrosa.

En la propia nota de prensa los desarrolladores avisan de que los cambios visuales son mínimos salvo en el caso de las ‘sombras dinámicas’, mucho más potentes y realistas ahora. Sin embargo el resultado es lamentable tal y como indican en HardOCP, donde señalan – eso sí – que el parche DX10 para LOTR es aún beta, y que puede que en el futuro se solucionen los problemas. ¿Que cuáles? Pues el que está afectando a todos los juegos DX10: el rendimiento cae a plomo incluso en las tarjetas más potentes, y las diferencias gráficas son apenas apreciables.

¿Qué ocurre con DX10?

vINQulos

HardOCP

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor