Eduardo Manchón: “Espero que Google mantenga Panoramio vivo”

CloudWorkspace

Tras el anuncio del cierre de Panoramio, a la que conocerás por su servicio de fotografías localizadas o por ser la primera empresa española comprada por Google, la comunidad se está moviendo para revertir la decisión. Uno de sus creadores, Eduardo Manchón, nos cuenta sus impresiones.

Panoramio es un servicio con historia. A Eric Schmidt le quedaba casi un lustro por delante para completar su etapa como CEO de Google cuando el gigante de Mountain View hizo una oferta de compra sobre esta empresa española. Era la primera vez que Google adquiría un producto nacido en nuestro país. Sus responsables aceptaron la fusión “como una consecuencia natural”, después de año y medio de vida, ya que su colección de imágenes localizadas justo en el punto exacto en el que eran tomadas se había convertido para aquel entonces en un recurso más dentro de Google Earth. Corría el año 2007 y el futuro lucía prometedor para Panoramio y su comunidad de usuarios.

A estos usuarios se dirigieron José Florido, Joaquín Cuenca y Eduardo Manchón cuando se anunció la venta de Panoramio a finales de un remoto mes de mayo. “Hemos trabajado muy duro para llegar a este punto, pero sabemos que no podríamos haberlo hecho sin todos vosotros, la maravillosa comunidad de personas que suben sus mejores fotos a Panoramio”, subrayaban sus creadores. “Os merecéis todo el crédito. No hay palabras para decir lo honrados que nos sentimos cuando alguien decide elegir Panoramio para compartir sus fotos”. Y a ellos se unen también ahora, en pleno otoño del 2014, cuando ha saltado la noticia de que Google va a cerrar su servicio para apostar a cambio por Google Views.

Imagen por cortesía de Eduardo Manchón: twitter.com/eduardomanchon
Eduardo Manchón

Según nos comenta el propio Manchón, “tras recibir cientos de mails de usuarios, hemos hecho una petición a Google a través de change.org para mantener Panoramio abierto”. El anuncio inicial del cierre, escrito por el responsable de producto en Google Maps para Panoramio, Views, Photo Sphere & Street View, Evan Rapoport, no apuntaba fechas concretas y la ampliación del vicepresidente de Google Maps, Brian McClendon, intentó aclarar algunos puntos sobre la transición que se avecina y por qué se ha elegido Views, pero no convenció del todo. En su carta, los inventores de Panoramio reconocen que “este nuevo servicio tiene buena pinta, pero Views no es Panoramio y nunca lo será” porque “cada comunidad es única”. También alegan que muchos usuarios no se identifican con “las instantáneas mainstream de Google Views”.

Su defensa va más allá. “Durante 9 años”, dicen, estos fotógrafos “hicieron un gran esfuerzo que benefició a Google” concediéndole “el derecho a mostrar sus fotos en Earth y Maps. Es justo pedir a Google que, a cambio, mantenga viva la comunidad de Panoramio”. No en vano, “no es sólo un sitio web, ni una herramienta como Google Reader, Panoramio es un grupo de personas a las que les importan las buenas fotos y a las que les gusta ilustrar el mundo”. Unas personas que ahora estarían llenas de dudas sobre la migración. Por eso también se piden explicaciones más claras, planes más detallados sobre las características que quiere implementar Views, un proceso más respetuoso con el legado de Panoramio y una apuesta por la calidad final sobre la cantidad.

En Silicon Week nos hemos puesto en contacto con Eduardo Manchón para conocer algo más en profundidad sus impresiones sobre todo este asunto, y éste es el resultado:

– Eduardo, ¿te ha pillado por sorpresa la decisión de Google de cerrar Panoramio?

– No me pilló por sorpresa, me esperaba algo así durante años, lo que me ha llamado la atención son las maneras y los modos. Lo normal hubiera [sido] un renombre del servicio o una transición no obligada, haciendo que la gente se mudase tranquilamente de un servicio a otro viendo las ventajas del nuevo Google Views. Sin embargo se ha impuesto una migración sin posibilidad de debate y con un proceso complejo y poco claro. Inicialmente se pasarán las fotos a Google Drive, que es de pago, aunque prometen un bono gratuito (no se sabe de cuanto tiempo) porque hay gente en Panoramio con cientos de gigas de fotos. El propio Google reconoce que Views no está listo para migrar la comunidad, el cierre no es inminente, pero ya han anunciado contenidos que se perderán, los comentarios, el foro e incluso los favoritos, que es como perder los amigos del Facebook. Realmente muy mal ejecutado y peor explicado. Es normal que la comunidad esté muy enfadada.

– A la hora de justificar la decisión, precisamente, Brian McClendon ha lanzado tres dardos. Se refiere al reto móvil, a la llegada de las cámaras con GPS y a las “limitaciones técnicas de una infraestructura anticuada”. ¿Te parecen motivos de peso? ¿Es ésa la realidad o sospechas que hay algo más?

– Bueno, esas razones pueden ser reales, pero tienen fácil solución sin un remedio o una estrategia tan drástica: desde el renombrado a lanzar una app de Panoramio para smartphones. No creo que haya nada malévolo detrás. Simplemente el product manager de Panoramio, que es el mismo de Google Views, ha calculado mal.

***En Twitter Manchón reaccionaba a la cuestión de la supuesta “infraestructura anticuada” con un “¿En serio? Panoramio corre sobre Google App Engine”. Y en el documento que acompaña a la petición creada en change.org se explica que “entendemos que el entorno de mercado que hizo crecer a Panoramio ha cambiado radicalmente en los últimos años. Los smartphones han aplastado las cámaras compactas, al ser más versátiles y más útiles […] Pero con cada incremento en popularidad, también hay una fuerte caída en la calidad media […] No se trata de la tecnología. Se trata de las personas que toman estas fotos […] Que alguien comparta una foto públicamente ‘en la nube’ con su coordenadas GPS no quiere decir que sea una gran foto representativa de ese lugar. Se limita a decir que no le importa si otros ven esta fotografía o saben dónde se tomó”.

– Estos días también hemos escuchado que Panoramio no cuenta con demasiadas imágenes que satisfagan las necesidades de Google Maps, y eso que estamos hablando de más 80 millones de imágenes… ¿Cómo valoras los números que maneja el servicio? ¿Y la calidad de las fotos?

– Bueno, basta que vayas a Google Maps, busques un sitio y mires si hay suficientes fotos. Incluso hay fotos de las bases científicas de la Antártida y de un submarino cruzando el Polo Norte. ¡Del lugar más perdido del mundo hay fotos! Otra cosa es que se pretenda hacer otras cosas con las fotos, por ejemplo, un Street View de interiores, por decir algo. Entonces, puesto que el objetivo declarado de Panoramio son las fotos de exteriores, pues para eso no sirve. De ahí a que haya que cerrarlo, hay un mundo.

– En el anuncio parece que hay cosas que no encajan. Evan Rapoport aseguró que estaban escuchando a la comunidad, sin embargo su mensaje en el foro de Panoramio no admitía respuestas directas. Es algo que ya has criticado públicamente como arrogante y falta de respeto, ¿por qué crees que están actuando así?

– Creo que [Google] no entiende lo que es una comunidad. Entender una comunidad es saber que realmente no te pertenece, por mucho que sea tuya la web. Que tienes que ser extremadamente sincero porque, si no, la siguiente vez no te creerán. Piensa que es gente que contribuye con su tiempo, se implica a tope, no meros usuarios. Por ejemplo, si algo falla o no se puede hacer, hay que explicar el problema interno, aunque sea vergonzoso. Entonces la comunidad lo entiende y es comprensiva. Son muy majos, pero si se dan excusas o medias verdades, la comunidad se enfada mucho.

– El espíritu comunitario que se ha forjado alrededor de Panoramio es notable, ¿cuál es su gancho?

– Todas las comunidades son en parte accidentales, nadie nos decía a nosotros cuando empezamos que a la gente le iba a gustar tanto geoposicionar fotos a mano, pero les encantó. El comportamiento de la gente nos fue guiando. Nos dimos cuenta de que sólo querían fotos de exteriores y no les gustaban el resto de fotos. Puesto que estaban ilustrando el mundo, no serviría de nada una foto de un pastel en Google Maps. Fuimos poniendo herramientas para avisar de fotos inadecuadas, para corregir la posición de fotos mal puestas, etcétera, y entre ellos fueron haciéndose amigos solos.

– Y, como decías antes, al final estos usuarios se han cabreado. ¿Crees que, en términos generales, llevarán a cabo la migración a Google Views o se negarán a pasar por el aro?

– No te lo puedo decir. Hay gente que amenaza con borrar las fotos, los hay que ya las han borrado… La gente ha perdido la confianza en Google por las formas, pero también la puede recuperar. Puede pasar cualquier cosa.

– La indignación de parte de la comunidad se está dejando sentir en redes sociales y foros pero, ¿qué ocurre con los trabajadores? No sabemos si sigues teniendo relación con el equipo de desarrollo, ¿cuál es el sentir general?

– No tengo relación con ellos. Ha cambiado varias veces el equipo y no les conozco.

– Ésta no es la primera vez, ni mucho menos, que Google o compañías similares clausuran un producto popular que previamente habían adquirido, lo que nos hace preguntarnos si se trata del sino de todo negocio que acaba absorbido por un gigante tecnológico. Aunque sea acariciar imposibles, en tu caso, ¿volverías a aceptar la oferta de Google?

– Sí, claro, la volvería a aceptar. Fue algo bueno para Panoramio y la comunidad. Los productos nacen y mueren, es natural, pero hay maneras de hacerlo respetando a la gente. Acabo de recibir un e-mail de una señora belga de 86 años diciéndome que la única razón que le hace moverse todos los días una hora y media es mostrar la belleza de la naturaleza en Panoramio con sus fotos y compartirlas con sus amigos en la comunidad, palabras textuales. Tengo casi 400 mensajes con historias personales como ésta en mi correo pidiendo que Panoramio continúe. Espero que Google mantenga Panoramio vivo.

***Los interesados en leer la petición formal de Eduardo Manchón y sus compañeros a Larry Page y Sergey Brin para “Mantener viva la comunidad de Panoramio”, y firmarla, pueden encontrarla en este enlace. Quiere llegar a las 10.000 firmas y ya ha sumado las primeras 1.500 en menos de 24 horas. También se ha redactado un documento con preguntas sin resolver sobre la migración.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor