EE.UU. presiona a Google para desvelar las direcciones electrónicas de un colaborador de Wikileaks

Empresas

El Acta de Privacidad de Comunicaciones Electrónicas aplicada, sólo requiere “razones fundadas” para iniciar una investigación judicial.

El gobierno estadounidense se ha dirigido a un voluntario de Wikileaks con órdenes judiciales secretas que obliga a Google y Sonic, pequeño proveedor de internet, la entrega de información de su cuenta de correo electrónico.

Estados Unidos quiere la lista de direcciones de correo electrónico de Jacob Appelbaum, desarrollador de 28 años, detrás del Proyecto Tor, una organización no lucrativa que ayuda a mantener el anonimato online.

Wikileaks sugiere que se utilice este proyecto para que quien así lo quiera, pueda enviar información trascendente a la organización de Julian Assange sin necesidad de identificarse, según informa The Wall Street Journal.

La ley que está aplicando el gobierno (el Acta de Privacidad de Comunicaciones Electrónicas), fue aprobada en 1968, y permite la obtención de información de cuentas de correo electrónico sin una orden de registro ni autorización de la persona a la que se está investigando.

Muchas son las compañías de internet que han luchado contra la ley, alegando que es inconstitucional y anacrónica, ya que no contempla los nuevos modos de utilización de internet. Y es que sólo se requieren “razones fundadas” y que la información sea “relevante y sustancial” para iniciar una investigación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor