EE.UU. será el termómetro que medirá el éxito de Windows 8

Empresas

Fabricantes taiwaneses seguirán una estrategia cautelosa en Europa, castigada por la crisis.

El presidente de Acer, JT Wang, cree que Estados Unidos será el mercado que dará pistas sobre el desempeño de la nueva versión del sistema operativo de los de Microsoft.

Lo considera “mercado clave” y una especie de prueba de fuego. Para Wang, Windows 8 necesitará tener una acogida similar a la de Apple en el segmento de ordenadores de gama alta para competir.

Fuera de territorio estadounidense, y a pesar de la crisis que afecta especialmente a la Eurozona, el ejecutivo confía en que la llegada de Windows 8 estimulará las ventas de PC en el territorio. A pesar de la consideración, Acer, al igual que Asustek Computer, no arriesgarán demasiado, como recoge Digitimes.

Seguirán una estrategia cautelosa. En vez de impulsar el envío de unidades en este mercado, mantendrán las cifras del inventario actual e intentarán aumentar los márgenes de beneficio. Hasta que el viejo continente muestre síntomas de recuperación.

Prestarán especial atención a los mercados de Latinoamérica y Asia Pacífico. Según las estimaciones de Asus, Asia Pacífico crecerá un 30% y Brasil y el volumen de envíos se doblará en el caso de Brasil. Ayudará el estreno de Windows 8, que a todas luces impulsará las ventas a nivel global.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor