La efactura ahorra los diez minutos que despilfarra el papel

Empresas

Cada empresa pierde unos 75 días al año en cuestiones de gestión de facturas, que podrían reducirse fácilmente.

La factura en papel no es sólo un gasto de espacio y un ataque a la naturaleza también es una pérdida de tiempo. De exactamente 10 minutos.

Según un estudio de Kyocera, cada trabajador destina a gestionar facturas tradicionales trece minutos, frente a los tres asociados a la efactura. La diferencia es el tiempo que cada uno de los empleados pierde… y que podía estar repercutiendo en una empresa más eficaz.

De hecho, si se echan cuentas y se toma como modelo una empresa que reciba una media de 300 facturas al mes, al año se pierden unos 75 días en cuestiones de gestión que podrían ser reducidos fácilmente echando mano de la efactura.

“Es sorprendente que todavía encontremos empresas que no hayan implementado soluciones integrales de digitalización de facturas, ya que desde 2007 el formato digital, cumpliendo una serie de requisitos, tiene exactamente la misma validez que la factura en papel”, apunta el jefe de producto hardware de Kyocera, Víctor Rodríguez.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor