El almacenamiento en la Nube de Google sí cifrará automáticamente los datos

Cloud

Recientemente Google ha recordado que su servicio de correo electrónico Gmail no necesariamente implica privacidad en sus contenidos para sus usuarios, que ya están familiarizados con publicidad  contextual relacionada con términos concretos que aparecen en sus emails. Sin embargo y para tranquilizar a quienes están nerviosos pensando que a consecuencia del programa PRISM todas nuestras comunicaciones digitales son intervenidas por la NSA, desde Mountain View anuncian que Google Cloud Storage, su servicio de almacenamiento en la Nube, contará con cifrado de 128 bits, lo que lo convierte en virtualmente inviolable.

La confidencialidad y privacidad en nuestras comunicaciones electrónicas lleva tiempo en entredicho pero mucho más desde que Edward Snowden hizo saltar la liebre de PRISM, el programa de espionaje de las agencias de seguridad estadounidenses que contaría con cierta colaboración de grandes empresas del sector (Apple, Facebook, Google, Microsoft, Yahoo…).

En el caso de uno de los servicios de correo electrónico más populares del mundo, Gmail, aunque durante años se nos ha indicado a sus usuarios que se encontraba en fase beta y que la publicidad contextual ya debería darnos alguna pista de que si no un señor al menos sí había una línea de código que examinaba los contenidos de nuestros emails para ofrecernos enlaces a ofertas, webs y tiendas online relacionadas con las palabras clave que empleamos, ahora es la propia Google quien confirma que no deberíamos poner mucha esperanza en la estricta confidencialidad de los mensajes que enviamos y recibamos desde dicha cuenta.

Sin embargo el universo Google ofrece una solución de almacenamiento en la Nube que es empleado por grandes compañías del estilo de BestBuy, Rovio o Ubisoft y en este caso sí que se garantiza la inaccesibilidad a los contenidos almacenados en Google Cloud Storage dado que los datos se cifran automáticamente antes de ser grabados en el servidor remoto donde se alojan mediante clave de 128 bits, lo que proporciona una seguridad casi inquebrantable.

Con esta medida en Google garantizan la seguridad a un buen número de empresas que habían manifestado su preocupación acerca de la posibilidad de que el Gobierno USA se inmiscuyera en sus datos. Los nuevos datos que se almacenen en la Nube de Google ya subirán previamente cifrados mientras que toda aquella información que estuviera almacenada hasta ahora comenzará en breve a recibir un procedo de cifrado que paulatinamente terminará con todo perfectamente protegido.

vINQulo

Google Cloud

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor