El ascenso de Jony Ive desata las especulaciones sobre su salida de Apple

Fabricantes de SoftwareProyectos

Una “patada hacia arriba” es como a veces se refiere alguien a un ascenso que en realidad busca “quitarse de en medio” a alguien. Ya hay quien piensa que eso precisamente sería lo que podría suceder con el gran gurú del diseño de Apple.

Todo surge de la actualización del perfil en LinkedIn de uno de los subordinados de Jony Ive, recién nombrado Consejero Delegado de Diseño de Apple. Anteriormente ocupaba el cargo de Vicepresidente Senior de Diseño y si bien la lógica nos indicaría que un puesto más elevado supone mayor responsabilidad y en cierta medida “un premio” hay quien hace una lectura bien diferente y apunta a un próximo abandono de Apple por parte de Ive.

Y la pista la da el hecho de que el mencionado empleado de Apple, Harper Alexander, habría modificado su perfil en la red social profesional LinkedIn especificando que ya no trabaja a las órdenes de Jony Ive. Y lo extraño es que alguien que asciende pase a tener menos personas a sus órdenes… cuando debería tener más empleados bajo su mando. Hay que sumar a este dato el hecho de que dos subordinados de Ive ahora pasan a ocupar nuevas responsabilidades de gestión diaria, reportando directamente a Tim Cook, consejero delegado de Apple, permitendo a Ive una mayor dedicación a la cuestión inventiva.

Debido a la obligación de los altos ejecutivos de las empresas estadounidenses de declarar la totalidad de los salarios que perciben hay quien elucubra que la salida de Jony Ive de Apple tendría como motivación permitirle eludir ese control (que sería mucho mayor que el de otros importantes empleados de la empresa) puesto que dejaría de estar obligado a detallar las cantidades percibidas si deja de ser empleado de Apple.

Y es que ya en 2011 el alma mater del diseño de la manzana mordida estuvo a punto de abandonar la empresa para volver a su Inglaterra natal y sólo fue convencido para no hacerlo por un sustancial aumento de sueldo.

Cabe recordar la tener que ver con su obsesión de Ive por convertir el Apple Watch en un dispositivo de lujo y relacionado con la moda, algo que nunca antes  había sucedido con un producto de la empresa. El propio Ive habría sido obsesivo con esta cuestión en un proceso en el que Apple ha establecido relaciones comerciales con marcas como Burberry, Yves Saint Laurent o Tag Heuer.

vINQulo

Business Insider

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor