“El aumento de los presupuestos para redes no se está traduciendo en menos problemas de rendimiento de las aplicaciones”

CloudEmpresasSoftware

Más de la mitad de las empresas se enfrenta a problemas de rendimiento, según el estudio “Killer Apps 2013”, especialmente en lo que se refiere a sus aplicaciones de negocio críticas como los sistemas CRM y ERP.

“Killer Apps 2013”, un estudio publicado por Ipanema Technologies y Easynet Global Services que analiza el estado de las aplicaciones en la red pone de manifiesto que los problemas de rendimiento son cada vez más frecuentes.

apps (1) Tanto es así que más de la mitad de las empresas encuestadas (el 54%, concretamente, o un 10% más que el año pasado) se ha enfrentado a molestias como la lentitud y la falta de respuesta. Además, este tipo de problemas afecta sobre todo a las aplicaciones críticas para el negocio, incluyendo los sistemas CRM y ERP, seguidas por las apps empresariales de vídeo, las comunicaciones unificadas y los sistemas de colaboración.

Y eso que, tras la austeridad de las inversiones registrada en el sector de las redes corporativas durante 2012, este año el 52% de las organizaciones está incrementando sus presupuestos.

Tal y como comenta Thierry Grenot, vicepresidente ejecutivo de Ipanema, “lo que es particularmente preocupante sobre el estudio de este año es que el aumento de los presupuestos para redes no se traduce en una reducción de los problemas de rendimiento de las aplicaciones”.

“Este tipo de problema tiene un impacto significativo en la productividad y puede poner en peligro una amplia gama de programas estratégicos de TI tales como la migración a la nube”, advierte el directivo.

Por su parte, el jefe de tecnología de Easynet, Justin Fielder, considera que “los enfoques tradicionales sobre la gestión de la red ya no son suficientes. Es hora de que nuestra industria se dé cuenta de que el auge de la nube y de aplicaciones cada vez más sofisticadas hace que muchas organizaciones se dirijan a una ‘anarquía de aplicaciones’, donde los departamentos de TI pierden el control de cómo los sistemas usan la red y, en consecuencia, del rendimiento de aquellas aplicaciones individuales”.

Otras dos conclusiones del estudio se refieren a que los requisitos de ancho de banda están creciendo a gran velocidad y que la medición del rendimiento de apps sigue fragmentado, con administradores de red utilizando parámetros como la inestabilidad, los retrasos y la pérdida de paquetes.

Más información en ITespresso.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor