El brindis de la industria IT

EmpresasGestión EmpresarialTrabajo

La Casa Blanca hace públicas algunas fotos del encuentro de Obama con los líderes del sector, entre los que no se encontraba Steve Ballmer, CEO de Microsoft.

Estaban casi todos los que son. Obama consiguió reunir a lo más florido de la industria IT mundial para una cena, y el brindis que los sentados a la mesa protagonizaron corre como la pólvora por internet. La foto en cuestión ha sido obtenida del Flickr de la Casa Blanca, y en ella se aprecian caras de sobra conocidas por el sector.

Eric Schmidt, CEO no por mucho tiempo de Google, John Chambers, su homólogo en Cisco, Carol Bartz, de Yahoo, Dick Costolo, de Twitter, el nombradísimo Mark Zuckerbgerg y un Steve Jobs visiblemente delgado y con su inconfundible jersey negro de cuello alto son algunos de los personajes que se sentaron a la mesa de Obama. La gran ausencia la protagonizó Steve Ballmer, de Microsoft, que no estuvo presente por razones poco claras.

El encuentro se preludiaba cuando el presidente Obama se refirió a la industria tecnológica estadounidense como  uno de los grandes motores de la economía durante su discurso sobre el estado de la nación. El presidente norteamericano aprovechó la ocasión para equiparar a sus líderes con los grandes pioneros de la historia de Estados Unidos.

“La reunión forma parte de nuestro diálogo continuo con la comunidad empresarial sobre cómo podemos trabajar juntos para conquistar el futuro, fortalecer nuestra economía, apoyar a los emprendedores, aumentar nuestras exportaciones y conseguir que todos los americanos trabajen”, reza el comunicado oficial de la Casa Blanca. “El presidente y los líderes empresariales discutirán nuestro objetivo conjunto de promover la innovación en América, al igual que su compromiso en nuevas inversiones en investigación y desarrollo, educación y energías limpias”.

Entre las imágenes oficiales se puede contemplar también una instantánea que retrata a un interesado Mark Zuckerberg siguiendo una explicación personal del presidente Obama. Mientras tanto, las apuestas continúan en la red para poner nombre a los pocos comensales que todavía no han sido identificados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor