El Business Intelligence, en crisis

Business IntelligenceDatos y AlmacenamientoEmpresasSoftwareStart-Up

Manuel Marcos, director comercial de Infor PM Ibérica, nos habla sobre la Gestión del Rendimiento Corporativo (CPM) como una importante extensión al BI para las empresas.

¿Es capaz de responder a las siguientes preguntas?:

• ¿Cuál es el porcentaje de margen bruto de sus 10 principales productos?
• ¿Cuántos de sus clientes son rentables?
• ¿Qué impacto tendría la caída del cliente X en sus resultados de negocio?

Muchas organizaciones no pueden responder a estas cuestiones. Realmente tienen los datos, pero se encuentran en el formato inadecuado y con frecuencia están guardados en demasiados sistemas muy heterogéneos, por lo que reunirlos cuesta mucho trabajo. El problema con los ERPs es que nos aportan muchísimos datos, pero no información. Para solventar esta situación, las organizaciones suelen utilizar hojas de cálculo, pero ésta no es la solución, ya que, tal como señalan los analistas del sector de tecnologías de la información, el 95% de las hojas de cálculo contiene errores.

manuelmarcosinfor.jpg

Esta información es de vital importancia en una recesión como la que vivimos actualmente, ya que existe una enorme presión sobre los márgenes y a menudo podemos descubrir qué productos de alto volumen o determinados clientes pueden estar haciéndonos perder dinero. En estos casos se requiere una respuesta por parte de la dirección para ajustar los precios, detener el suministro de un producto o dar por finalizada la relación con un cliente. Este tipo de decisiones requiere información precisa, ya que las acciones basadas en “instintos viscerales” podrían resultar dañinas para el negocio.

¿Un Data Warehouse podría ser la solución? Desgraciadamente, el desarrollo de un data warehouse puede requerir normalmente varios años y muchos miles de euros, por lo que sería demasiado tarde para marcar la diferencia ante la competencia. Además, el data warehouse ha estado tradicionalmente centrado en un uso muy limitado que no permite hacer frente a futuras demandas.

Si nos fijamos en los análisis de Gartner o Ventana Research, vemos que éstos recomiendan que las soluciones de Business Intelligence (BI) se contemplen como un subrgrupo de un sistema más amplio que permita gestionar el rendimiento corporativo de las compañías (CPM). La diferencia radica en que este tipo de sistemas CPM añaden capacidades de planificación, previsiones y presupuestos al sistema de reporting BI. De este modo, puede proyectar al futuro, por ejemplo, el resultado probable ante la caída de un cliente. El cambio clave es la nueva “visión de futuro” del sistema, lo que permite a la organización proyectarse basándose en información válida y fiable.

En el pasado, estos sistemas eran caros y requerían muchísimas jornadas de trabajo para su desarrollo. Ahora, proveedores como Infor son capaces de suministrar soluciones analíticas preconfiguradas que proporcionan avanzados indicadores clave de rendimiento necesarios y, además, la capacidad para utilizar estos datos para la planificación estratégica a largo plazo, lo que consigue que una organización triunfe allí donde otras fracasan. Estos sistemas suministran también fácil acceso a un reporting periódico, lo que permite a los responsables de la toma de decisiones ver con rapidez la información correcta y tomar así decisiones informadas, añadiendo valor al negocio. Las suites CPM deben estar además plenamente integradas, para reducir el coste total de propiedad y acelerar la obtención de valor a las empresas. La Gestión del Rendimiento Corporativo (CPM) supone así la extensión del BI, desde el análisis del pasado hacia la comprensión del futuro.

Autor:
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor