El “campo de nabos” de AshleyMadison: sólo un 15 % de perfiles femeninos y casi ninguno correspondería con mujeres reales

Cloud

Más allá de la filtración de datos de usuarios de AhsleyMadison, de los problemas personales y profesionales que puedan derivarse de estas revelaciones y de que la web cobraba $19 por borrar los datos de los usuarios que se daban de baja y que al parecer realmente no los borraban, conocer tan ingente cantidad de datos como han salido a la luz permite hacer una serie de análisis que no dejan bien parados a los hombres que pretendían encontrar mujeres con las que mantener aventuras extraconyugales. Tan solo 5 de los 37 millones de perfiles de usuario se corresponden con féminas y además en un porcentaje elevadísimo de los mismos se trataría de perfiles falsos que corresponderían también a hombres.

El porcentaje de mujeres reales que eran usuarias de AshleyMadison habría resultado ser tan ínfimo que casi podría concluirse que las mujeres de los hombres que resultan ser usuarios de este servicio pueden estar tranquilas si no por las intenciones al menos por las oportunidades, puesto que estas habrían sido realmente muy reducidas.

Annalee Newitz, una de las editoras en jefe de la publicación estadounidense Gizmodo se ha tomado la molestia de analizar detalladamente los más de 30 Gb de datos difundidos por The Impact Group, el hacker o grupo de ellos responsable de la difusión de dicha información. La conclusión más llamativa de su concienzudo examen es que además de existir un porcentaje muy reducido de perfiles femeninos la inmensa mayoría de estos eran falsos y eran administrados por los propios empleados de AshleyMadison.

El cómputo que arrojan los datos divulgados es de 31 millones de perfiles de usuarios en la plataforma de los cuales sólo 5 millones corresponden a usuarios femeninos. El problema es que el 90 % de los perfiles femeninos estaban vinculados a la propia AshleyMadison, lo que indica que serían creación de la propia empresa para supuestamente mantener interesados a los hombres, usuarios mayoritarios de esta plataforma.

Otro dato curioso es que al menos 350 perfiles femeninos se correspondían con la identidad de una única persona cuyo nombre no ha revelado Newitz pero que por contar con un apellido muy inusual caben pocas posibilidades de que hay coincidencias entre 350 personas que se llamen de la misma forma.

Por otra parte Newitz encontró otros datos curiosos, como que sólo 1.492 mujeres usuarios de AhsleyMadison nunca han abierto sus buzones de entrada para comprobar si han recibido mensajes de alguno de los más de 20 millones de hombres usuarios de la plataforma que sí han abierto dicho buzón.

Sólo 2.409 mujeres han usado alguna vez la función de chat (en contraste con los más de 11 millones de hombres que lo utilizan)  y sólo 9.700 mujeres (mujeres reales) han respondido alguna vez a un mensaje de otro usuario, en contraste con los 6 millones de usuarios masculinos que han respondido mensajes.

Las conclusiones de Annalee Newitz son bastante contundentes: es más que posible que muchas de las pocas mujeres que se han inscrito en AshleyMadison nunca hayan interactuado y es más que probable que decenas de millones de hombres hayan empleado tiempo y dinero en AshleyMadison enviando mensajes con mujeres que realmente no estaban al otro lado del ordenador.

vINQulo

Gizmodo

Salon

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor