El centro de datos que es –literalmente– un búnker

CloudDatacenter

Aprovechando uno de los más de 60.000 refugios subterráneos construidos durante la Segunda Guerra Mundial en Suiza, la compañía Radix ha construido allí un datacenter para servicios cloud.

Nuestros compañeros de Silicon News han tenido la oportunidad de visitar una de las instalaciones para centros de datos más particulares del mundo. Se encuentra en los Alpes suizos y probablemente pase totalmente desapercibido para los ojos de cualquier persona que se encuentre en los aledaños.

El datacenter se encuentra en el interior de un búnker, “uno de los más de 60.000 que hay en Suiza”, tal y como relataba Stéphan Crouitch, presidente de la Junta de Radix, durante la visita a las instalaciones. Fue construido durante la Segunda Guerra Mundial por los norteamericanos, pero durante los años de la guerra fría el ejército suizo siguió utilizándolo.

centro de operaciones centro de datos bunker
El centro de operaciones mantiene los mapas que se utilizaron durante años con fines militares (clic para ampliar)

Efectivamente, ha sido la compañía Radix, especializada en servicios basados en cloud computing, la que decidió emplazar su nuevo CPD en el interior de este búnker. Allí se dan las mejores condiciones para este tipo de infraestructuras: eficiencia energética y seguridad.

Además, tal y como explicaban sus responsables, se  encuentra tan sólo a un kilómetro de uno de las principales nodos de conexión del país alpino, por lo que el rendimiento de las redes de comunicaciones está asegurado.

La compañía Radix, que trabaja con diversas soluciones de CA Technologies en el corazón del centro de datos, ya cuenta con varios clientes del sector financiero. “En apenas dos años y medio esperamos recuperar la inversión realizada aquí, que es de más de 6,5 millones de euros”, apuntaba Grouitch.

El centro de datos se encuentra a una profundidad de 300 metros y cuenta con unos 15.000 metros cuadrados. Buena parte de la refrigeración de los servidores se consigue a través del agua que llega directamente de la montaña que está justo encima. Sus 4 grados de temperatura consiguen un elevado índice de eficiencia en este sentido.

El propio Chris Dickson, de CA Technologies, se refería a este CPD como “uno de los más verdes del mundo”.

Otra de las peculiaridades que resaltan de este emplazamiento es la mezcla de presente y pasado: Muchas de las paredes de hormigón armado mantienen sus pinturas y decoración originales.

Más información (con galería fotográfica) sobre esta interesante visita en Silicon News.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor