El CEO de Alcatel-Lucent, contra las cuerdas

Empresas

La reestructuración del gigante franco-americano no está convenciendo a los inversores, que podrían presionar para que el actual CEO abandone la compañía.

Crece la presión de los accionistas en la junta de Alcatel-Lucent. Ya han pasado cinco años desde la fusión y a pesar de los esfuerzos por mantenerse en el mercado, los problemas de liquidez están ahogando las perspectivas del gigante. Según fuentes cercanas esta situación podría salpicar al actual CEO, Ben Verwaayen.

Alcatel-Lucent redujo recientemente sus pronósticos de ganancias para 2011. Esto se dejó notar en las acciones, que ya venían debilitadas desde verano y que precipitaron su caída a raíz de los pronósticos.

El máximo responsable de la compañía está ahora en el punto de mira. Sus esfuerzos en la reconversión de la compañía no están dando los frutos esperados ni contentando a los accionistas. Diversos directivos de la compañía podrían tener otros nombres que sustituyan al CEO sobre la mesa, según informa The Wall Street Journal.

Y es que la compañía ha tenido problemas desde la fusión hace cinco años, de donde nación Alcatel-Lucent. Además del entorno económico, ha influido la competencia feroz y el debilitamiento del consumo entre sus clientes.

A pesar del lanzamiento de diferentes líneas de productos, la apuesta por las tecnologías más punteras y el reciente acuerdo de venta del negocio de call center por 1.500 millones de dólares, la compañía ha mostrado sendos síntomas de falta de liquidez.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor