El CEO de Ford, candidato a suceder a Ballmer

Empresas

Algunos inversores han pedido incluir a Alan Mulally en la lista de candidatos a la sucesión.

Aún no se ha cumplido un mes desde que Steve Ballmer, todavía CEO de Microsoft, anunciara su marcha en los próximos 12 meses.

Un comité especial está evaluando la compleja cuestión de la sucesión. La lista inicial contaba con 40 nombres de candidatos internos y externos a liderar la compañía de software; se desconoce el criterio de selección en la formación de este listado ni el peso de los accionistas en las decisiones.

Según Reuters hasta 3 de los 20 principales inversores de Microsoft han pedido incluir al CEO de Ford, Alan Mulally, y al CEO de Computer Sciences Corp, Mike Lawrie, en la lista de candidatos.

¿Incorporará Microsoft a un líder externo y ajeno a la industria de la tecnología?

Mulally, ingeniero aeronáutico –ocupó importantes puestos en el gigante Boeing-, es reconocido como un líder carismático, apasionado, inspirador y con un gran poder de persuasión. Su principal logro: conseguir reflotar el negocio de Ford cuando el sector automovilístico sufrió una importante recesión en 2006, el año el que llegó a la compañía.

Quienes le conocen aseguran que prefiere acercarse a las personas influyentes en sus pequeñas comunidades. Un artículo en Forbes cita como anécdota que en una entrega de premios, a la que acudieron influyentes hombres de negocios, Mulally pasó todo el tiempo con dos de las galardonadas: una monja que dirigía un comedor y una mujer que trabajaba para tender puentes entre diferentes confesiones religiosas.

Al final de la velada, ambas mujeres mostraron su interés por hacerse con vehículos marca Ford.

El negocio global de Microsoft sigue siendo rentable, aunque la unidad de movilidad necesita un gran impulso para conseguir puestos de influencia en el mercado. Un líder con visión, carismático e inspirador puede ser la fórmula mágica.

La semana pasada el propio Mulally confirmó a Reuters que seguiría en Ford, aunque fuentes cercanas aseguran que a pesar de que el contrato de Mulally en Ford es hasta finales de 2014, puede irse antes para aspirar a otro cargo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor