El CEO de Uber se enfrenta a una amenaza de cárcel en Corea del Sur

Empresas

La fiscalía nacional acusa a la empresa y su fundador de violar las leyes locales de transporte por utilizar ‘taxis’ sin licencia.

Los problemas internacionales de Uber se extienden a lo largo del planeta ante la expansión de su innovador servicio de transporte, que excede muchas de las legislaciones existentes.

Travis Kalanick, CEO de Uber, se enfrenta a una posible pena de multa o cárcel en Corea del Sur tras la acusación presentada por la fiscalía nacional contra la empresa y su fundador por violar las leyes locales de transporte, de acuerdo con el medio local Yonhap News.

Uber se lanzó en Corea en octubre, pero las autoridades declararon su servicio ilegal incluso antes de que llegara al país.

Las cosas han ido empeorando desde entonces y el gobierno ofrece ahora recompensas a los ciudadanos que denuncien a los conductores que operan a través del servicio de taxis sin licencia.

Kalanick y el director del servicio local de alquiler de coches MK Corea están acusados de transgredir las leyes que prohíben a las empresas alquilar vehículos particulares como transporte de pasajeros.

La compañía estadounidense se ha defendido de esta campaña denunciando que viola el acuerdo de libre comercio entre Corea y EEUU.

“Uber respeta el ordenamiento jurídico coreano y proporcionará su total cooperación. Creemos firmemente que nuestro servicio, que conecta a conductores y usuarios a través de una aplicación móvil, no sólo es legal en Corea sino que está siendo acogido y apoyado por los consumidores. Estamos seguros de que el tribunal de Corea mantendrá un juicio justo y sensato en este caso”, ha explicado la compañía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor