El ciberespacio de Irán se independiza del mundo

Cloud

Irán es uno de los países que encabezan la lista de censura en la red y para evitar que sus habitantes visiten páginas “prohibidas” se han propuesto crear una Internet propia que estarán obligados a usar todos los iraníes.

El objetivo de es mantener los valores islámicos creando una red “dirigida a los musulmanes en el plano ético y moral”, según ha confirmado el propio gobierno de este país, de forma que ya no tengan que seguir vetando las páginas “peligrosas” como hasta ahora sino que directamente éstas no existirán para los habitantes de Irán.

Las autoridades tratan de justificar este intento de crear una burbuja en la red como forma de evitar lo que ellos consideran “una invasión online de las ideas occidentales, la cultura y la influencia”. Además, el país trata de poner barreras a un posible contagio de las revueltas populares que se han sucedido en países como Egipto o Túnez.

Los trabajos para desarrollar el Internet de Irán ya han comenzado y calculan que esta red operará en el 60% de los hogares y empresas del país en los próximos meses y llegará al 100% en un plazo de dos años.

Esta no es la única iniciativa de Irán para aislar a sus internautas del mundo, ya que hace algunos meses anunciaron la creación de un sistema operativo propio orientado a protegerse contra ataques procedentes del exterior similares a Stuxnet.

Este sistema operativo será de código abierto y se instalará “primero en los centros industriales y otras organizaciones y después se ofertará a la población para que lo instale si quiere en sus casas”, según explicaba el ministro iraní de Telecomunicaciones y Tecnología, Reza Taqipour.

 

 

vINQulos

The Wall Street Journal

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor