El ciberespionaje contra empresas crecerá en 2013

EmpresasGestión de la seguridadSeguridad

La empresa de seguridad alemana G Data habla de las amenazas que protagonizarán 2013, entre las que destaca el continuo crecimiento del ciberespionaje.

A las puertas de 2013, es inevitable hablar de las tendencias que protagonizarán el año en todos los sectores. También en el de la ciberseguridad, para el que la empresa alemana de seguridad, G Data, prevé un aumento de los ataques dirigidos y el ciberespionaje, especialmente a través de móviles con acceso a redes corporativas.

En 2013,  el cibercrimen, como ya empezó a hacer este 2012, apostará por el “malware inteligente”, es decir, primará la calidad frente a la cantidad. De esta forma, los ataques masivos irán dando paso a los ataques dirigidos, que podrán ser contra compañías o instituciones de cualquier tamaño, conocidas o desconocidas. Y para conseguirlo, nada mejor que ir a por los móviles privados de cualquier usuario que los utilice para acceder a su red profesional.

“Los ataques dirigidos contra empresas constituyen un modelo de negocio extremadamente lucrativo para el cibercrimen. Los autores están usando nuevos vectores de ataque como son los dispositivos móviles de esos usuarios que los utilizan con un fin profesional y que facilitan a los atacantes el acceso a redes corporativas y a información sensible de las empresas”, afirma Eddy Willems, experto en seguridad de G Data.

Por otra parte, el malware para Apple, hasta ahora con pocas incidencias, ha superado su fase de pruebas: “Estamos asistiendo también a un incremento interesante de los kits de malware en los mercados negros de Internet, que permiten a cualquier usuario, sin experiencia ni conocimientos, convertirse fácilmente en un delincuente online”, explica Willems.

En 2013 continuará creciendo la cantidad de malware desarrollado específicamente para tabletas y smartphones con sistema operativo Android. La industria del cibercrimen intentará localizar y explotar brechas de seguridad en los navegadores con el objetivo de poder atacar al usuario mientras navega. La ingeniería social seguirá siendo el medio principal para infectar dispositivos móviles con aplicaciones maliciosas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor