El cibertaque a Sony se efectuó en Corea del Norte a través de Taiwán

Empresas

Los últimos informes del FBI, que investiga el caso, revelan la autoría de Corea del Norte a pesar de que el régimen de Kim Jong-Un había negado su implicación.

Después de confirmar que los ataques cibernéticos contra Sony sí están vinculados a Corea del Norte, los funcionarios estadounidenses a cargo de la investigación han constatado que la operación se originó en el interior de Corea del Norte y se efectuó a través de servidores en Taiwán, tal y como recoge ZDNet.

Sin embargo, Corea del Norte había negado cualquier implicación en el ciberataque.

“No sabemos dónde está ubicado Sony Pictures en América ni por qué motivos se ha convertido en el blanco de este ataque”, afirmó un portavoz de la Comisión de Defensa Nacional a la agencia de estatal de noticias de Corea del Norte.

El gobierno del régimen dictatorial de Kim Jong-Un estaba en el punto de mira de este ataque como represalia a la decisión de la productora de emitir una comedia sobre un complot para asesinar al líder norcoreano.

El grupo The Guardians of Peace había reclamado la autoría de los hechos, amenazando con que llevaría a cabo ataques al estilo del 11-S en las salas de cine si Sony no retiraba la comedia.

El ciberataque ha supuesto la vulneración de los sistemas de la compañía y la filtración en la red de miles de archivos, haciendo públicos los números de la seguridad social de famosos de Hollywood y empleados, cuentas y contraseñas de correo, copias de pasaportes de actores y profesionales vinculados a la industria cinematográfica.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor