El coche eléctrico Tesla consigue la mejor puntuación de seguridad que ha logrado nunca un automóvil

ComponentesWorkspace

La autoridad estadounidense encargada de certificar la seguridad de los vehículos que pueden circular por las carreteras de aquel país nunca había concedido una puntuación tan elevada a ningún modelo, y el primero en obtenerla ha sido el revolucionario vehículo eléctrico que queda así situado como el coche más seguro para los pasajeros que jamás se ha construido.

La Administración Nacional para la Seguridad en el Tráfico Rodado (NHTSA por sus siglas en inglés) ha otorgado 5 estrellas en todas las categorías que se examinan por primera vez en sus historia. Y el vehículo que ha conseguido tal logro es el Tesla Model S, que se debe entre otras cosas al empeño de Elon Musk, fundador de la empresa Tesla Motors, fundador de PayPal y por si fuera poco ideólogo del tren supersónico Hyperloop del que no hace mucho te hemos hablado aquí en The Inquirer.

El Tesla Model S ha obtenido una puntuación que le acredita como aquel vehículo de los que se venden en Estados Unidos con un nivel más bajo de posibles daños a los ocupantes en caso de accidente. A pesar de ser un modelo de la categoría berlina deportiva supera incluso los criterios más exigentes que se aplican a todoterrenos y monovolúmenes, teniendo en cuenta las posibilidades de impactos frontales, laterales o por vuelco del automóvil.

Una de las mayores ventajas del automóvil de la marca Tesla es que al ser eléctrico carece del gran bloque del motor de gasolina en la parte delantera, lo que crea una zona mucho mayor para absorción de impactos frontales. Cuanto mayor sea la zona de absorción y menos obstáculos haya en la misma, mejor. Por poner un ejemplo, sería como zambullirse en una piscina profunda y llena de agua o en una poco profunda con varias rocas en su interior. El motor del Model S tiene un diámetro de unos 30 centímetros y está montado cerca del eje trasero mientras que en la parte delantera, donde habitualmente iría el motor de un vehículo de combustión, hay un segundo maletero.

En lo que se refiere a impactos laterales y gracias a su estructura en forma de nido de extrusiones de aluminio es capaz de preservar hasta un 63,5 % del espacio residual para los ocupantes, muy lejos del 7,8 % del Volvo S60, que se encuentra entre los automóviles que ofrecen más seguridad. La aproximación a este tipo de protección entronca con la que se uso, por ejemplo, para reforzar el habitáculo del módulo lunar del Apolo XI, transfiriendo al resto del vehículo el impacto.

En caso de vuelvo el Tesla Model S ofrece hasta un 50 % más de protección para los ocupantes que la media del resto de vehículos que cuentan con una mayor puntuación en esta clasificación de seguridad y de hecho lo que más sorprendió a los ingenieros del NHTSA es que el  Tesla no volcaba por los medios habituales que suelen producirse de manera accidental y que ellos fuerzan y hubo que darle la vuelta “a mano” para colocarlo con las ruedas apuntando al cielo. La explicación es que al ser u vehículo eléctrico toda la parte inferior está ocupada por la lámina que ocupan las baterías, lo que proporciona un excelente equilibrio facilitando la conducción, baja notablemente el centro de gravedad, proporciona una estabilidad y comfort de marcha muy destacables y como nota final prácticamente imposibilita el vuelco salvo que practicamente lo tiremos por un barranco.

En este sentido la protección que es capaz de soportar el techo ante el impacto de un vuelco es de 4 G lo que equivaldría a que podríamos apilar cuatro vehículos (totalmente cargados de pasaje y equipaje) sobre el techo del Tesla Model S antes de que este se hundiera por el peso. Esto se ha conseguido gracias a un pilar central reforzado mediante puntos de soldadura realizados con técnica aeroespacial.

tesla model s

También es digno de destacar que en ningún momento de todas las perrerías a las que los ingenieros de las pruebas han sometido a este automóvil ha sucedido lo que muchos temen en el caso de automóviles eléctricos, el incendio de las batería. Ningún modelo de los que produce la casa Tesla, tanto esta berlina deportiva como el deportivo Roadster han sufrido jamás este incidente, a pesar de que tanto en pruebas como en algún accidente por parte de sus propietarios la velocidad de impacto ha sido elevada.

Habría que añadir además que una vez que los vehículos son sometidos al test de la NHTSA se señalan los puntos débiles o los que podrían mejorarse y los fabricantes suelen reforzarlos con lo cual incluso habiendo obtenido la nota más alta que esta oficina ha otorgado a un vehículo el Tesla Model S podría incluso mejorar corrigiendo esos pequeños puntos flacos.

vINQulo

Tesla Motors

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor