El coche eléctrico de Mitsubishi circulará en Islandia el año próximo

Empresas

La pequeña república del noroeste de Europa da un paso más en su agresiva campaña para acabar totalmente con la dependencia del uso de combustibles fósiles en sus necesidades energéticas.

Cierto es que no es lo mismo “alimentar” las necesidades energéticas de centenares de millones de personas, que a una población como la islandesa que supera ligeramente los 300.000 habitantes. Aún así, hace tiempo que el país se ha convertido en un modelo en el uso de energías renovables.

Modelo que se mejorará tras el acuerdo del su Ministerio de Industria con la multinacional japonesa, que desplegará el año próximo en fase de pruebas una flota del automóvil eléctrico con “cero emisiones”.

Además, Islandia lidera la aplicación tecnológica de motores de hidrógeno con el objetivo de convertir toda su flota de vehículos de transporte y convertir el país en una economía del hidrógeno en 2050. Fuentes primarias limpias como la hidroelectricidad y la energía geotérmica aportan ya el 53% de sus necesidades energéticas.

La limpieza en emisiones, el bajo coste energético y el menor gasto en refrigeración, unido a sus conexiones de fibra óptica con Europa y Estados Unidos, ha llevado a considerar a gigantes como Google o Microsoft la instalación de centros de datos en Islandia.

vINQulos
Register Hardware

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor