El coche eléctrico/híbrido será el rey del salón del automóvil de París

Empresas

Aunque la mayoría de los modelos anunciados o presentados no serán comercializados hasta dentro de unos años y aún persisten lagunas tecnológicas para un desarrollo completo, el coche eléctrico se abre paso en medio de la preocupación medioambiental y el precio y dependencia del petróleo.

Aunque los vehículos eléctricos existen desde hace más de un siglo, aspectos como las carencias tecnológicas principalmente en lo relacionado con las baterías, su precio o su recarga, y porque no decirlo, la presión sin límites de las ambiciosas petroleras, han frenado su despliegue.

Ahora, el tema está cambiando y los principales actores de la industria están realizando progresos en el abastecimiento energético. Curiosamente, los usuarios van por delante de los fabricantes que dicen “tendrán que esforzarse por satisfacer la demanda”.

Carlos Ghosn, director general de Renault lo achacó a las “colosales inversiones necesarias para los automóviles eléctricos” e incidió en que “la cuestión no es si la demanda será suficiente, es si la oferta será capaz de seguir el ritmo de la demanda que ya está presente”.

De los múltiples modelos eléctricos que se podrán ver en la feria, destacará el diseño de Pininfarina. No correrá tanto como los preciosos Ferrari o Maserati que han salido de sus dibujos, pero es un coche pequeño, práctico y para mi gusto hasta bonito (teniendo en cuenta las necesidades aerodiámicas del coche eléctrico), que utiliza células solares para ayudar a recargar las baterías de litio.

Es indudable que aún faltan muchos años para ver un coche eléctrico en el mercado masivo que tenga las prestaciones o la autonomía de los motores de combustión, pero parece que por fin estamos en camino.

vINQulos
Associated Press vía Yahoo!

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor