El Congreso USA le dice al Ejército que se busque su propio drone de carga

Empresas

Después de que los Marines hayan conseguido su propia aeronave de transporte de cargamento no tripulado será el Ejército de Tierra quien acceda a tener su propio helicóptero manejado a control remoto.

Desde noviembre de 2011 en el teatro de operaciones de Afganistán los Marines han contado con un apoyo esencial: el helicóptero de transporte de cargamento K-MAX, que se ha encargado de acarrear desde munición a generadores eléctricos, suministros médicos y envíos postales de las familias de los efectivos. El récord lo tiene en haber trasladado más de 15.000 kilos de material en seis misiones dentro del mismo día. Y con el piloto cómodamente sentado en una dependencia a salvo (y con aire acondicionado).

Los observadores del Ejército de Tierra han manifestado su interés por los progresos de este drone pero no parecen entusiasmados con la idea de iniciar su propio desarrollo para conseguir una aeronave similar acorde a sus necesidades, algo que no terminan de comprender los miembros del subcomité del Congreso de Estados Unidos de América encargados de analizar esta cuestión. Su dictamen, por el contrario, ha sido el de animar al Ejército a desarrollar por su cuenta dicho proyecto, debido a que las necesidades logísticas son muy similares y por tanto sería de gran utilidad para sus tropas.

Los Marines manifiestan que contar con este tipo de aeronaves de carga manejadas por control remoto les ha permitido mantener más misiones de transporte a ubicaciones remotas con condiciones adversas por climatología o peligro de ataque enemigo, sin poner en riesgo las vidas de los tripulantes que en otro caso irían a bordo de helicópteros como los que se usan habitualmente para estos cometidos.

vINQulo

DefenseTech

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor