El control de lanzamiento de misiles USA guarda sus códigos en viejos disquetes de 8 pulgadas

Datos y Almacenamiento
0 0 2 comentarios

Casi da un poco de miedo. Si en alguna ocasión nos fiamos más bien poco de la integridad de los datos que guardamos en un pendrive o un CD y pasados un par de años nos encontramos con que hay algún problema para rescatar la información almacenada, qué decir de un soporte que acumula décadas. Es lo que ha desvelado un programa de la televisión estadounidense en la visita a un centro de control de misiles, cuyo sistema informático emplea disquetes anteriores a la década de los 80.

Los viejos floppy disk de 8 pulgadas continúan funcionando y no se trata de nostálgicos frikis de la retrotecnología sino de instalaciones militares que controlan el lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales.

Es lo que descubrieron periodistas de la cadena estadounidense CBS que realizaban un programa para el famoso espacio “60 minutos” en el centro de mando de los misiles Minuteman III. Un oficial de la Fuerza Aérea les mostró un disquete de 8 pulgadas etiquetado como “TOP SECRET” en el que se almacena la información del sistema de comunicaciones del control de lanzamiento de misiles. No fue el único vestigio de la tecnología del pasado, aún hoy en funcionamiento, puesto que los periodistas del programa pudieron comprobar cómo en otras instalaciones aún pervivían sistemas de los años 60 y 70.

Según relató ante sus cámaras un oficial al mando de dichas instalaciones, hace pocos años se efectuó un completo análisis de la totalidad de la red de ordenadores y sistemas y los ingenieros que se encargaron de la tarea certificaron que la seguridad era completa en todas las instalaciones tal y como estaban en dicho momento, a pesar de tratarse de equipamiento informático que acumula medio siglo de vida.

floppy disk 8

Sí que se reconoció por parte del oficial que explicaba el funcionamiento de estos sistemas que algunas partes se han quedado obsoletas hasta el punto de complicar ligeramente el manejo, como sucede con el sistema analógico de comunicación telefónica, que ralentiza la comunicación entre los operadores de las distintas dependencias y entre estas y sus respectivas bases.

La Fuerza Aérea estadounidense ha organizado una comisión para estudiar la modernización de estas instalaciones, barajando un presupuesto de 19 millones de dólares para actualizar en un primer momento los centros de control de lanzamiento, habiendo solicitado al Gobierno federal una partida de 600 millones de dólares para futuras actualizaciones.

Una cosa es segura: si se cuela algún espía en esas instalaciones no podrá acceder a las claves secretas por WiFi ni por un mísero puerto USB.

vINQulo

60 Minutes

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor