El creador de Angry Birds cree que los juegos para consola “están muriendo”

ComponentesWorkspace

Peter Vesterbacka, uno de los principales desarrolladores del popular juego Angry Birds ha hecho su particular análisis de la industria de los videojuegos, en la que ve como plataforma dominante a los dispositivos móviles.

En su opinión, la era de las consolas ha llegado a su ocaso ya que los juegos desarrollados para los teléfonos y las redes sociales están canibalizando este segmento que fija precios demasiado elevados para los videojuegos.

Para el desarrollador de Rovio, firma que se ha hecho de oro gracias a Angry Birds, los videojuegos para consolas “están muriendo” ya que el negocio de ha trasladado a las plataformas móviles en las que los desarrolladores tienen más facilidad para crear nuevos contenidos.

Además, el auge de smartphones y tablets hace que cada vez más usuarios busquen plataformas de ocio en sus dispositivos.

Sin embargo, el mercado de los juegos móviles aún no ha encontrado su modelo de negocio, según ha indicado el desarrollador.

En cuanto a Angry Birds, Vesterbacka ha asegurado que seguirá creciendo (ya lleva más de 10 millones de descargas) y creando “más historias de éxito similar”.

Lo cierto es que hasta el momento, el popular juego de los pájaros convierte en oro todo lo que toca, y tras triunfar en iOS y Android se dirige también a las redes sociales como Facebook para seguir explotando su popularidad, auque también ha dado el salto a las consolas que consideran “caducas” como la Xbox 360, Wii o PS3.

 

 

vINQulos

Techtree

 

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor