El día que Apple quiso licenciar sus patentes a Samsung

MovilidadProveedor de ServiciosProyectos

La firma de Cupertino propuso un acuerdo a su rival en 2010: 30 dólares por smartphone vendido y 40 dólares en el caso de las tabletas.

El juicio que enfrenta a Apple y Samsung por supuesta violación de patentes y calco del diseño de dispositivos móviles, no deja de gotear información interesante.

¿Lo último? Que la firma de Cupertino intentó llegar a un acuerdo de licencias, allá por 2010 poco después de que Samsung lanzase sus primeros terminales Galaxy y a pesar de declararse “conmocionada” por el parecido de los mismos a su querido iPhone. El trato contemplaba el pago de 30 dólares por smartphone vendido y 40 dólares en el caso de futuras tabletas.

“Samsung ha elegido abrazar e imitar el arquetipo del iPhone”, comentaba por aquellas fechas Apple, tal y como recuerda AllThingsD. “Nosotros hubiésemos preferido que solicitase una licencia para hacer las cosas con anticipación. Pero dado que Samsung es un proveedor estratégico para Apple, estamos preparados para ofrecer una licencia por regalías para esta categoría de dispositivo”.

Según aseguran los de Tim Cook, también ofrecieron a Samsung un descuento del 20% si a cambio aceptaba cruzar su propia cartera de patentes. Y llegó a buscar el pago de royalties en otros teléfonos móviles más allá del ecosistema Android, como los fabricados con las plataformas Symbian y Bada. De hecho por aquel entonces, de acuerdo con sus cálculo,  Samsung ya le debería unos 250 millones de dólares.

Evidentemente, las negociaciones no llegaron a buen puerto. Y ahora Apple reclama el pago de 2.500 millones de dólares en daños, alegando que la línea de productos de la surcoreana “copia ciegamente” a iPhone y iPad e infringe tantos sus patentes como su imagen comercial.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor