El Dinero Electrónico de Ecuador, la apuesta del gobierno para mejorar la economía

MarketingPagos Electrónicos

Es el primer país del mundo con un sistema público para contar con efectivo digital.

Dentro de los usos de un dispositivo móvil está consultar la información financiera. Para la mayor parte del mundo esto se reduce a entrar en la aplicación del banco. Si el usuario vive en un país como Kenia puede pagar directamente por móvil (o que le paguen), a través de una operadora determinada. Y si reside en Ecuador, puede hacer esto desde cualquier terminal.

Porque el gobierno de Rafael Correa ha creado un sistema de Dinero Electrónico que permite que cualquier ciudadano cambie su efectivo físico por efectivo digital. No es el primer país donde se hace pero sí el primero donde lo implanta el ejecutivo. Y las tarifas son bastante menores que las de operadoras móviles, como la de la keniata Safaricom con su M-Pesa.

Para acceder al sistema, lanzado en febrero, hay que registrarse, ir a una entidad asociada y cargar el dinero en mano en la cuenta. Así se puede pagar por móvil en varios comercios asociados o a otras personas. Así de fácil.

Pero por un doble motivo no está siendo un éxito arrollador, como explica FastCompany. Existen ciertas críticas sobre si la motivación del gobierno es reducir la independencia del dólar estadounidense, la moneda del país desde el 2000, que han repercutido en su uso. Pero si bien el sistema de pago digital implica que se deje de utilizar dinero físico, y esto ahorra a Ecuador el gasto de ponerlo en circulación, no hay que perder de vista que, al final, funciona en la moneda de EEUU.

El otro motivo es la falta de concienciación sobre su uso. Como en sistemas como el M-Pesa, que pese a su éxito no han experimentado un crecimiento notable, la gente no ve los beneficios o no se fía. Y esta confianza es la que, al final, marca el éxito de una iniciativa financiera.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor