El dirigible del S. XXI está hecho de aluminio

InnovaciónInvestigación y Desarrollo
0 0 No hay comentarios

Los dirigibles nos remiten a un momento en el que todo parecía posible para los avances científicos y tecnológicos pero algunos accidentes como el del Hindenburg demostraron que aún había que tener en cuenta determinad cuestiones relacionadas con la seguridad. Con ese espíritu Aeros Corp. ha podido desarrollar esta nueva generación de dirigibles que, para empezar, emplean un fuselaje rígido de aluminio.

A modo de globo aerostático, un dirigible mantiene su forma merced al gas que ocupa su interior, que además al ser más ligero que el aire le permite flotar. La primera diferencia con esta nueva generación de “dirigibles” rígidos estriba en su estructura interna de aluminio y fibra de carbono, en lugar de la altamente inflamable madera de balsa que, por ejemplo, empleaba el Hindeburg.

Tras una inversión que ha superado los 35 millones de dólares en inversión y desarrollo Aeros Corp. ha podido desarrollar el Pelican (por el pájaro, el pelícano) como prototipo a escala 1/2 de un modelo final, habiendo de,sorteado su completa viabilidad y óptimo funcionamiento durante pruebas realizadas el pasado fin de semana.

El dirigible 2.0 que se ha probado tiene 80 metros de longitud y 10 de anchura y se espera que la nave definitiva sea capaz de transportar hasta 66 toneladas de carga.

Para mantener su rumbo el Pelican, a diferencia de los dirigibles tradicionales no emplea una serie de aletas y hélices sino una única turbina capaz de alterar su peso relativo al estilo del sistema que emplean los submarinos para mantener su flotabilidad.

En el interior del Pelican hay varios tanques presurizados que contienen helio (un gas más ligero que el aire) que se va dejando salir hacia unos contenedores donde queda despresurizado, invirtiendo se el mecanismo para conseguir el desplazamiento vertical en sentido opuesto. Además cuenta con una serie de turbinas para facilitar el despedazamiento en horizontal así como las maniobras laterales, pudiendo alcanzar por el momento los 30 km/h.

20130913-201142.jpg

Aunque no parezca una velocidad muy vertiginosa (que no lo es) las grandes virtudes del dirigible son la ausencia de necesidad de contar con una pista de despegue o aterrizaje como en el caos de los aviones, por lo que resulta tienda mente útil en determinadas ubicaciones donde faltan infraestructuras adecuadas para un avión.

20130913-201251.jpg

Cnforme vayan sucediéndole nuevos y exitosos ensayos Aeros Corp. tiene previsto comenzar a desarrollar los vehículos finales, incluyendo otros de mayor tamaño con capacidad para transportar 250 y 500 toneladas de carga así como se están diseñando hoteles flotantes capaces de ofrecer una tranquila vuelta al mundo por el aire.

vINQulo

PopSci

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor