El entorno de pruebas, un colchón de seguridad imprescindible en cualquier desarrollo web

Empresas
0 0 1 comentario

Álvaro Rudíez, Jefe de Prensa de Arsys, reflexiona sobre la importancia de un entorno de pruebas para evitar problemas y ahorrar horas de desarrollo.

Los entornos de prueba proporcionan una manera fácil y relativamente barata de implementar nuevos y diferentes temas, plugins y hasta nuevas versiones de nuestra página web. Todo ello, sin la necesidad de afectar a la estabilidad del sitio web en producción, algo vital para muchos negocios que necesitan una disponibilidad total.

Este tipo de entornos son fundamentales para los desarrolladores y los administradores, ya que los pueden aprovechar para realizar todo tipo de cambios antes de que sean visibles y definitivos en un sitio web.

Si alguna vez has activado cualquier tipo de plugin, has probado una nueva biblioteca o has actualizado la versión de tu gestor de contenidos, ya sea WordPress, Joomla, Magento, Drupal o Prestashop, sabrás lo importante que es poder realizar este tipo de pruebas antes. Y, sobre todo, sin generar cambios en un sitio web definitivo o sin tenerlo cerrado por un tiempo determinado hasta que los cambios sean operativos.

Hay que tener en cuenta las fases por las que pasa un desarrollador antes de crear o modificar una página web, comenzando por el análisis de requerimientos y necesidades que va a llevar el nuevo proyecto. Le sigue la fase de desarrollo, en la que se realizan las modificaciones en el site y se programa el nuevo código o instalan nuevos plugins o módulos. Una vez implementado el nuevo desarrollo, se pasa a un entorno real y comienza la labor constante de mantenimiento de la web.

Imaginemos que tras ese duro trabajo no disponemos de un entorno de pruebas. Cualquier error en el desarrollo podría suponer la pérdida de toda aquella información existente, la caída de nuestra web o la obligada necesidad de buscar y restaurar el último backup que tengamos.

Por tanto, es fundamental disponer de este tipo funcionalidades “de pruebas” que garanticen la fiabilidad de nuestros proyectos. La más conocida es la que se denomina Sandbox, un entorno de pruebas fácil e intuitivo al que puedes acceder a través de tu navegador de una forma rápida y sencilla. Estos entornos permiten realizar de forma segura todo tipo de cambios y modificaciones e incorporaciones de funcionalidades, características y elementos a un sitio web hasta que quede configurado tal y como deseas.

Usar esta nueva funcionalidad es realmente sencillo y permite evitar problemas y ahorrar horas de desarrollo. Basta con seleccionar Sandbox con un clic desde el Panel de Control del plan de alojamiento y comenzar a utilizarlo.

Una vez se activa, el sitio web sobre el que queremos realizar pruebas o realizar modificaciones, se copia de manera automática. Sobre esa copia creada, el desarrollador puede realizar y probar todos los cambios que crea necesarios (nuevas bibliotecas, colores, código fuente, etc.) y comprobar que no afectan a la estabilidad del proyecto web y reaccionan correctamente con el resto de elementos.1

Con la funcionalidad Sandbox activa, podemos ver en el FTP de nuestro hosting que se ha creado una nueva carpeta “sandbox” colgando del directorio raíz y donde debemos hacer todos los cambios. Cuando comprobamos que todo funciona correctamente, según lo esperado y con los cambios que se quieren incorporar, estas modificaciones se actualizan en la web original mediante otro sencillo clic en el Panel de Control, que sincroniza de manera automática las modificaciones realizadas en Sandbox.

2Esta funcionalidad permite realizar todo este tipo de acciones sin la necesidad de contratar un servicio de hosting adicional para las pruebas o un entorno local, lo que supone un ahorro de tiempo y de costes, además de garantizar la fiabilidad de nuestras modificaciones en un entorno comparable.

Además, cuando los desarrolladores estén realizando cambios en los proyectos web que llevan a cabo para diferentes clientes, pueden mantener un seguimiento de los progresos, así como dar la aprobación final de los cambios a través de una dirección URL creada exclusivamente para esa copia, sin que eso afecte al sitio web original. De este modo, cualquier usuario que visite el sitio web existente, seguirá accediendo con total normalidad mientras el desarrollador trabaja en el proyecto de cambio.

Entornos de prueba como Sandbox, permiten que empresas que no se pueden permitir no tener su web disponible, como las que ofrecen productos que se pueden comprar online o aquellas que realizan su soporte técnico a través de la web, puedan realizar modificaciones sin que su negocio se vea afectado. Un elemento clave para garantizar el mejor resultado de la web y la máxima satisfacción de nuestros usuarios, en un entorno cambiante y competitivo.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor