El equilibrio de géneros en la industria TIC sigue siendo una asignatura pendiente

Empresas

Un nuevo estudio del gobierno de EE.UU pone en entredicho si las empresas tecnológicas avanzan en la contratación de mujeres.

Queda un largo camino por recorrer en la igualdad de género en la industria tecnológica.

Los últimos datos arrojados por la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU parecen apuntar un cambio de tendencia, aunque con muchos matices.

Tal y como recoge la CNBC, un reciente estudio informa que desde hace tiempo las empresas se han centrado en conseguir más mujeres para el sector tecnológico y que en 2013 se han empezado a ver los frutos.

De acuerdo con las estadísticas del gobierno, este año, de los 60.000 nuevos puestos de trabajo en la industria TIC, el 60% de los nuevos empleos de alta tecnología han sido contrataciones de mujeres.

“Las empresas quieren atraer todo el talento pero se necesita hacer más para conseguir que las mujeres jóvenes piensen en carreras de tecnología desde edades tempranas. Fraguar la siguiente generación a Marissa Mayer”, ha manifestado Shravan Goli, presidente de la empresa Dice que ha recogido los dados.

Pero la información recopilada en este este estudio en realidad es de un determinado tipo de negocio que se encuentra bajo la categoría de ‘Diseño de Sistemas Informáticos y Servicios Relacionados’, donde la contratación de las mujeres puede haber sido desde el departamento de ventas, al de relaciones públicas o servicio al cliente.

Un portavoz de la Oficina de Estadísticas Laborales ha confirmado que, analizando esta caterogía, no hay manera de determinar si las mujeres están ganando empleo en tecnología.

En definitiva, los datos no pueden mostrar que las empresas TIC han estado haciendo avances significativos en el cambio del equilibrio de poder entre los géneros en sus oficinas y salas de juntas.

De hecho, el pasado mes de marzo, la consultora Catalyst presentó una visión general de la situación de la mujer en el lugar de trabajo que reveló que la representación femenina en los puestos de liderazgo de la lista  Fortune 500  se ha estancado en los últimos años.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor