El FBI pudo colocar puertas traseras en el sistema operativo OpenBSD

Empresas

Un antiguo colaborador de la agencia federal la acusa de espiar a los usuarios del sistema de código libre OpenBSD mediante el empleo de las conocidas como “backdoors” o puertas traseras.

La noticia la ha desvelado Theo de Raadt, el fundador de OpenBSD, que recibió un email de Gregory Perry, CTO de la extinguida compañía tecnológica NETSEC, que trabajo en el proyecto.

Según Perry, que acaba de sacar la información a la luz al finalizar su contrato de confidencialidad de 10 años con el FBI, el objetivo de la agencia federal era colarse en las VPNs (redes virtuales privadas) de aquellas personas que tuvieran instalado el sistema operativo en sus ordenadores, para obtener acceso a la información que circulaba por esas redes.

La comunidad de expertos en seguridad informática de Estados Unidos ha pedido que se realice una investigación en el código fuente ante la sospecha de que las alegaciones de Perry sean falsas, ya que OpenBSD es un sistema operativo que destaca por sus altos niveles de seguridad.

Según publicó a través de su Twitter E.J. Hilbert, agente del FBI, el experimento con OpenBSD se inició pero no tuvo resultados satisfactorios.

Desde el proyecto OpenBSD remarcan su compromiso con la seguridad, algo que les ha valido para que su código sea empleado por Microsoft Windows Services para Unix y en cortafuegos como los comercializados por la empresa alemana Calyptix Security o la suiza Apsis GmbH.

vINQulos

CNET

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor