El fisco francés pide a Google 1.000 millones de euros

Empresas

Google declaró en Francia menos de 150 millones de euros en Francia y tan sólo tuvo que pagar 5,5 al fisco en 2011.

La Hacienda francesa registró la sede parisina de Google en 2011, el año que podría marcarse como el inicio de la guerra fiscal entre Google y la Administración francesa.

Los numerosos datos recabados tras el registro descubrieron irregularidades en la forma en que los de Mountain View optimizaban el pago de sus impuestos a través de filiales en otros países.

Tras la investigación, el fisco francés podría pedir a Google 1.000 millones de euros por las prácticas de “optimización fiscal” que han permitido eludir una cuantiosa cantidad en impuestos.

El medio galo Le Point cita en exclusiva fuentes parlamentarias y gubernamentales.

Google declaró menos de 150 millones de euros en 2011 y tuvo que pagar tan solo 5,5 a la Hacienda francesa. En 2012 lo declarado fue de 193 millones de euros.

La explicación del gigante estadounidense a las cifras es que la facturación por enlaces patrocinados se hace a través de su filial irlandesa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor