El fork Cinnamon salta de Mint al resto de distros

PCSistemas OperativosWorkspace

La primera versión estable de este gestor de escritorio ya está disponible para descarga, con nuevos efectos, plug-ins y applets.

Tras meses de desarrollo, Linux Mint ha liberado la primera versión “totalmente estable” de Cinnamon, su fork del shell de GNOME 3 que permite utilizar la actualización más reciente bajo un diseño de escritorio tradicional. Y que ha sido creado a petición de muchos usuarios, que no han sido capaces de adaptarse al cambio de interfaz.

Tal y como explicó en su día el líder del proyecto, Clement Lefebvre, el equipo de Mint intentó colaborar con la gente de GNOMe para conseguir una experiencia de usuario más sencilla pero no llegaron a un objetivo común. “Hay características básicas y componentes que son absolutamente necesarios para Mint y, dado que no están en GNOME Shell, hemos tenido que añadirlos usando extensiones con MGSE”, esto es, Mint GNOME Shell Extensions.

La principal novedad del lanzamiento de Cinnamon 1.2 respecto a la de Cinnamon 1.0.0 es que las APIs y el propio escritorio podrán utilizarse no sólo en Mint, sino también en otras distribuciones Linux, como Ubuntu 11.10, Fedora 16, openSUSE 12.1, Arch Linux y Gentoo.

En su conjunto es un primer paso hacia “la reintroducción de los efectos de escritorio y la capacidad de definir animaciones elaboradas o retirar los efectos OFF por completo”. Así, se han introducido los plug-ins Fade, para cambiar la opacidad de las ventanas, y Scale, para modificar su dimensión. Y se ha añadido soporte para los tres diseños de escritorio más comunes: tradicional (con el panel en la parte inferior), flipped (con el panel en la parte superior) y clásico (una combinación de los dos anteriores).

Por último, Cinnamon viene con cinco nuevos applets por defecto, referentes a accesibilidad, documentos recientes, unidades extraíbles, papelera y pantalla o monitor de control xRandR.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor