El futuro de Apple en China, en manos de un juzgado de Shanghai

Empresas

Es uno de los mercados más importantes para la firma; posee tres de sus cinco Apple Stores y múltiples fábricas de producción.

La historia de Apple y Proview podría terminar como la de David y Goliat. La humilde firma china consiguió ganar al gigante de Cupertino después de que un juzgado de Shenzhen otorgara la propiedad del nombre “iPad” a la primera, que adquirió en 2009.

Animada por la sentencia, Proview quiere ahora extender la batalla legal a otros puntos del gigante asiático y pedir la prohibición de los dispositivos en el país. Esto último, aunque se considera bastante improbable por parte de las autoridades, no es una posibilidad que pueda rechazarse.

Shanghai se convierte ahora en el escenario de la batalla más importante. Mañana mismo un tribunal deliberará la petición de Proview. Si el tribunal fallara a favor en el juicio (que se celebraría en unos meses) y considerase que el bloqueo de los dispositivos es viable, sería un duro varapalo para Cupertino.

Shanghai es uno de los mercados más ricos e importantes (si no el más importante) de la compañía en China. Tres de sus cinco Apple Stores cardinales están en la ciudad, donde la marca ha gozado siempre de una gran aceptación que roza en muchos casos la devoción. La cuota de mercado del iPad es en el país del 76%, recoge Reuters.

Y no sólo eso. Apple tiene en el país asiático una importante base de producción de dispositivos (iPads y iPhones, por ejemplo) de la marca.

Si el tribunal falla a favor de Proview y concede una medida cautelar para detener la venta de iPads en Shanghai, Apple aún podrá apelar la sentencia. No obstante, los abogados de la defensa dicen que el juicio no tendrá lugar hasta dentro de unos meses.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor