El futuro de las marcas: adoptar un dominio gLTD

CloudRedes

Francesco Magnano, director general en España de www.nominalia.com, explica a los lectores de TechWeekEurope la importancia de hacerse con uno de los nuevos dominos de primer nivel para asegurar la continuidad de los negocios.

Parece que fue ayer cuando las empresas comenzaban a registrar sus dominios .com, .es, o .org y soñaban con tener su extensión propia en algún futuro cercano que pudiera aunar todos los contenidos en un propio dominio. Este sueño se ha hecho realidad el 12 de enero de 2012, y las empresas y marcas interesadas en tener un gLTD con su nombre podrán solicitarlo para favorecer su competencia en el sector del registro de dominios, manteniendo la seguridad y la estabilidad de Internet.

Esta decisión que ha tomado la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers) ayudará a las empresas a adquirir estos dominios genéricos gTLDs (Generic Top Level Domains) aumentando los 22 que existen actualmente, entre los que se incluyen tales como: .com, .name, .net, .org, .info, .biz, .aero, etc, hasta cerca de 1.000 gTLDs previstos para 2012. Además, estarán divididos entre las categorías de marcas (.canon, por ejemplo), genéricos (como .sport), geográficos (del tipo .paris) o comunidades (del estilo .surf).

Los beneficios son numerosos. Desde una mayor presencia online, liderazgo y prominencia de tu marca consiguiendo un tráfico directo y natural hacia los sitios web, hasta una mejora de la protección de marca online o las posibilidades que abre la comercialización de los nombres de dominio con una extensión específica. Además, el nuevo panorama también permitirá un aumento de la seguridad, el control, la fiabilidad y la protección frente al uso por parte de terceros de los dominios propios, evitando casos de cyberokupación. A ello hay que sumarle la disponibilidad de direcciones URL ilimitadas entre las que escoger un nombre de dominio, así como las posibilidades que abre en cuanto a posicionamiento en motores de búsqueda: si a partir de ahora se busca la “marca”, los motores de búsqueda podrán dar más importancia a las páginas web con una dirección .tuempresa.

Estar bien asesorados en el proceso, clave de éxito
El proceso de registro puede conllevar ciertas dificultades para las marcas. Es crucial en este caso contar con cierto grado de asesoramiento por parte de profesionales del sector, de forma que las marcas, empresas y organizaciones puedan sentirse seguros a lo largo de todo el camino hasta la obtención de su deseado gLTD. Para empezar, es necesario conocer las distintas etapas que suelen darse en este tipo de solicitudes, entre las que destacan una de pre-lanzamiento (consejos, planificación, estrategia, solicitud, etc.), otra de lanzamiento (execution, Sunrise, Landrush) y una continuada de post-lanzamiento (transacciones, evolución de dominios premium, etc.).

Francesco Magnano, director general en España de www.nominalia.com

En resumidas cuentas, cualquier organismo público o privado que cumpla con los requisitos legales a nivel mundial podrá enviar la solicitud para crear y utilizar un nuevo gTLD. Para registrarse, los aspirantes deberán demostrar la capacidad operativa, técnica y financiera suficiente para realizar un registro y cumplir con otros requisitos adicionales (como mejores oportunidades de marketing y protección de marca y nuevas oportunidades de negocio). La estimación del importe de registro es de 185.000 dólares estadounidenses (135.000 euros), aunque se prevé que a esto haya que añadirle otros costes adicionales de mantenimiento, gestión y optimización del dominio.

Cuando mis clientes me preguntan qué significa para mí esta nueva realidad, suelo decir que representa, definitivamente, un momento decisivo. A partir de ahora, nos enfrentamos a un cambio radical en Internet y los que operamos en él desde hace más de diez años, tenemos que ser capaces de interpretarlo y de reaccionar debidamente. Por ello, me gusta hablar con mis clientes acerca del paso tan importante que significará tener una extensión propia para su negocio. La capacidad de poder aunar todos sus contenidos online es vital para esta época.

Por si fuera poco, el auge de las redes sociales hace indispensable obtener un dominio propio. En el caso de muchas marcas online, esta acción consigue que las marcas sean reconocidas en redes tan dinámicas como Twitter y que cada uno de nuestros enlaces contengan nuestro nombre. Gracias a ello, nunca nos alejamos de nuestra marca y ésta siempre nos acompaña a lo largo, ancho y aún para muchos desconocido mundo de las redes sociales, asegurándonos la relevancia de nuestra marca a futuro.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor