El futuro de los ‘wearables’: mejorar nuestra salud y el medio ambiente

Empresas

Estos nuevos dispositivos portátiles tienen el objetivo de proporcionar a los seres humanos la información correcta en el momento adecuado, integrándoles en la red de una ciudad inteligente y haciendo que formen parte de sus soluciones.

La irrupción de los ‘wearables’ en nuestras vidas abre un nuevo escenario en la utilización de los dispositivos portátiles para mejorar nuestra salud y el medio ambiente monitorizando los datos que recogen y orientándolos a nuestro bienestar.

Un estudio elaborado por Canalys ha revelado que este año se comercializarán 17 millones de ‘wearables’ y en el ámbito de la salud se espera que cerca de 42 millones, según la firma de investigación ABI Research, tal y como recoge The Atlantic.

Actualmente estos dispositivos se agrupan en dos bloques, los que proporcionan información (como  las Google Glass y los smartwaches) ​​y los que recogen información (como las pulseras inteligentes del extinguido proyecto de Nike). La próxima generación de ‘wearables’ que llegará pretende combinar esas dos funciones y analizar diversos conjuntos de datos para ofrecer información personalizada y sugerencias basadas en el contexto.

Esto podría proporcionar no solo beneficios para la salud individual, sino también medidas gubernamentales para mejorar las condiciones medioambientales en ciudades y pueblos a raíz de los datos monitorizados.

Por ejemplo, el ‘wearable’ podría indicar tanto la exposición de una persona a la contaminación y los diversos efectos sobre su salud, como ayudar a la administración local a mejorar la calidad del aire creando políticas adecuadas.

En cuestión de privacidad, respecto a los datos personales que recoge el dispositivo, los desarrolladores ya trabajan hacia un sistema en el que los datos anónimos queden protegidos y puedan compartirse con el gobierno para el beneficio común.

Steve Jungmann, vicepresidente de gestión de productos de Quanttus, afirma que los “diseñadores de los ‘wearables’ tienen como objetivo proporcionar a los seres humanos la información correcta en el momento adecuado, su integración en la red de una ciudad inteligente y hacer que formen parte de la solución”.

Sin embargo, en la aplicación de estos datos para un uso médico real parece que todavía queda un largo camino por recorrer. Mientras tanto, las grandes empresas tecnológicas ya están haciendo sus apuestas y, concretamente, Samsung acaba de anunciar que busca liderar este mercado creando todo un ecosistema.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor