El futuro pasa por los superordenadores capaces de soportar grandes volúmenes de datos

Datos y Almacenamiento
0 0 No hay comentarios

Científicos estadounidenses han descubierto recientemente un nuevo tipo de atracción química gracias a los superordenadores Abe y Ember, en el Centro Nacional para Aplicaciones de Supercomputación, en la Universidad de Illinois.

Este descubrimiento abre la puerta a nuevos materiales y productos que pueden cambiar de manera sustancial el mundo. Ayuda a entender que el futuro inmediato pasa por los superordenadores capaces de almacenar grandes volúmenes de datos.

La infraestructura es vital. La existencia de una computación más potente y barata ayudará a los científicos en el saber hacer con enormes cantidades de datos que a su vez, pueden conducir a nuevos descubrimientos.

Así, una nueva forma de uso masivo de potencia de procesamiento que permita filtrar petabytes de datos dará lugar a nuevos avances. Para esto, será vital la colaboración entre ciencia y tecnología, ya que por ejemplo, sin redes de alta velocidad, el traslado de estos datos es inimaginable.

El uso del código abierto y las nuevas formas de almacenamiento en la nube han democratizado la posibilidad de jugar con las máquinas y facilitado la posibilidad de hallazgos de vital trascendencia para un futuro inmediato.

vINQulos

GigaOM

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor