El G1 asalta el mercado negro chino

Movilidad

El primer Android está inundando el mercado chino a través del comercio negro ilegal, de forma similar a lo ocurrido con el iPhone.

El G1 lanzado recientemente por T-Mobile se vende por miles en China a través del mercado negro. A un precio minorista al cambio de 584 dólares, a los que se suma 74 dólares que cuesta desbloquearlo para el uso con cualquier operadora, el primer Android llega en manada a los ávidos usuarios chinos.

El G1 lleva el mismo camino que el iPhone, del que se estima que un millón y medio de unidades llegaron en febrero al “mercado gris” de China e India, activándose en distintas operadoras de los países asiáticos.

Se prevé que el primer Android mantenga su alto precio en el corto plazo tras su gran demanda y a pesar de la relativa gran oferta del teléfono inteligente de la plataforma promovida por Google.

vINQulos
JLM Pacific Epoch

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor