El gasto en movilidad pasará de 901.000 millones a 1,2 billones de dólares en cinco años

Movilidad

Así lo predice la consultora IDC que, a pesar de las oportunidades de las que gozará la tecnología móvil en el futuro, también advierte de las reticencias en cuestión de seguridad.

Además de lanzar sus previsiones sobre cuánto dará de sí el gasto en infraestructura cloud de TI a lo largo de 2015, IDC también se atreve a adelantar qué pasará en el futuro en torno al negocio de la movilidad ahora que las empresas están apostando con ímpetu por sus capacidades.

“Más que nunca, las tecnologías móviles están capacitando a trabajadores de diferentes industrias para conectarse, colaborar y crear nuevas formas de operar y hacer negocios”, señala al respecto Jessica Goepfert, directora del programa Global Technology and Industry Research Organization de la consultora.

“Esto va más allá de proporcionar un smartphone para liberar al trabajador sedentario”, indica Goepfert. Más bien, “consiste en utilizar tecnología móvil para aumentar las ventas, mejorar la productividad y acrecentar la satisfacción de clientes y empleados”, enumera esta profesional.

Esto es algo a apreciar por sectores como el de la fabricación, que según IDC es el que encierra en su interior mayores oportunidades para la movilidad a pesar de la persistencia de temores a nivel de seguridad. También se ven opciones en cuestión de servicios personales, lo que en inglés se conoce media y también para la banca.

Si todo va según lo previsto, dentro de cuatro años se debería superar ya el billón de dólares en lo que se refiere a gasto mundial sobre tecnologías móviles. En concreto, se espera pasar de los 901.000 millones de dólares del pasado año, 2014, a 1,2 billones de dólares en 2019.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor