El gigante de telecomunicaciones SoftBank compra ARM por más de 32.000 millones de dólares

Adquisiciones y FusionesEmpresas

El fabricante de chips británico se perfila como un pilar fundamental en la estrategia de expansión en el mecado IoT por parte de SoftBank.

El fabricante de chips ARM Holdings ha confirmado hoy su compra por el gigante japonés de telecomunicaciones SoftBank Group por más de 32.000 millones de dólares.

La compañía británica, cuyos microchips dominan el mercado global de procesadores para teléfonos inteligentes, como el iPhone de Apple, cuenta con una sólida cartera de propiedad intelectual que permitirá al conglomerado japonés tener el impulso que está  buscando en el mercado de Internet móvil.

A pesar de que la demanda de smartphones se ha desacelerado a nivel mundial y ha impactado en los resultados recientes de ARM, SoftBank está apostando porque su tecnología será fundamental para los dispositivos conectados, como los automóviles.

No obstante, durante el año pasado la última arquitectura de chips de ARM, ARMv8-A, superó una participación del 50% de las ventas de teléfonos inteligentes y además de sus procesadores de imágenes (para smartphones) la compañía centra ahora sus esfuerzos en los dispositivos wearables y en conquistar el mercado de servidores.

De acuerdo con IDC, este mismo 2016 se introducirán en el mercado algunos productos que deberían ser capaces de rivalizar frente a los chips Xeon de Intel. Así, la consultora prevé que entre diseños x86 y ARM rozarán los 23 millones de unidades vendidas por un total de 13.900 millones de dólares este año, lo que supondrá crecimientos del 3,5% en ventas y del 1,3% en ingresos.

El acuerdo con ARM se produce menos de un mes después de la decisión de Reino Unido de salir de la UE, lo que ha debilitado el valor de la libra y ha llevado a algunos analistas a afirmar que la empresa británica perderá mucho atractivo para los compradores extranjeros, tal y como apunta The Wall Street Journal.

Por su parte, SoftBank comenzó hace más de tres décadas como un distribuidor de software y ha sido objeto de muchas metamorfosis desde entonces. En el año 2000, la corporación llevó a cabo una serie de adquisiciones para convertirse en una de las tres principales compañías de telecomunicaciones de Japón y su operador de telefonía móvil sigue siendo de las empresas japonesas con mayores ingresos.

“ARM será un excelente ajuste estratégico dentro del grupo SoftBank al tiempo que nos permitirá alcanzar oportunidades muy importantes en el mercado del Internet de las Cosas (IoT). Esta es una de las adquisiciones más importantes que hemos hecho nunca y espero que ARM sea un pilar fundamental de la estrategia de crecimiento de SoftBank en el futuro”, ha afirmado Masayoshi Son, presidente ejecutivo del grupo.

Las acciones de ARM han subido hasta un 45% esta mañana en la Bolsa de Londres.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor