El gobierno de San Francisco dejará de comprar productos de Apple

EmpresasProyectosSector Público

La medida tomada por Cupertino de retirar la certificación ecológica de la EPEAT no ha gustado en la administración de San Francisco, que ha optado por no comprar más Macs.

La reciente decisión de Apple de dejar de lucir los certificados de la EPEAT ya ha derivado en una consecuencia negativa: el Gobierno de San Francisco ha decidido no comprar productos de la compañía de Cupertino.

El respeto por el medio ambiente es uno de los criterios por el que muchas administraciones norteamericanas acaban decidiendo acometer o no determinadas compras. En Apple lo sabían cuando optaron por quitar de 39 de sus productos el sello de la EPEAT, una organización que vela por una fabricación y un reciclaje ecológico de los dispositivos electrónicos.

Las consecuencias no se han hecho esperar. La primera ha llegado desde el Gobierno de San Francisco, el cual ha optado por no adquirir más Macs. En una administración tan volcada con la ecología como es ésta, la decisión de Apple de no regirse por la EPEAT no ha gustado.

“Estamos decepcionados con Apple por retirarse de la EPEAT”, aseguró Melanie Nutter, directora del Departamento de Medio Ambiente de San Francisco. “Esperamos que reconsidere su decisión cuando oiga a la ciudad decir que no va a comprar sus productos”, afirmó Nutter en declaraciones a The Wall Street Journal.

Tras San Francisco, otras administraciones pueden seguir sus pasos. En Cupertino preocupa la repercusión que pueda tener en el ámbito universitario, donde algunas de los mejores centros exigen a su departamentos tecnológicos que sólo compren equipos con certificados de la EPEAT. Las universidades de Cornell y Berkeley ya están revisando sus futuras adquisiciones de productos de Apple.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor