El gran problema de Marissa Mayer

Empresas

A la CEO de Yahoo! no le gustan las fastuosas fiestas de negocios. Su nuevo rol le obligará a acudir a ellas y negociar cara a cara con anunciantes.

La noticia del fichaje de Marissa Mayer sorprendió a la industria TIC. La primera ingeniera de Google y el cerebro tras el negocio más fructífero de la firma se iba a Yahoo!.

Cuando trabajaba en Google, Mayer era una de las personalidades más destacadas de la empresa. Trabajaba codo con codo con Eric Schmidt, entonces CEO, Sergey Brin y Larry Page, fundadores de la compañía.

Pero hay una cosa que Mayer no hizo nunca: negociar con los clientes.

Quienes la conocen coinciden en que tiene un perfil muy geek. Se limitó en Google a hablar de ingeniería con ingenieros, a construir el motor de búsqueda idóneo. Las negociaciones con clientes y las reuniones con la elite en fastuosas fiestas con champagne se las dejaba a otros.

Y lo mismo hace en Yahoo! Deja que terceros lo hagan. Aunque esto está a punto de cambiar. Como CEO, suya es la labor de conversar con los clientes sobre negocios. Y más en una compañía como Yahoo!, cuyo modelo de negocio se sustenta en la publicidad.

Según indica All Things Digital, Mayer visitará el próximo gran evento tecnológico, el CES (Consumer Electronic Show). Será una visita larga, en la que se reunirá con pesos pesados del mundo de la publicidad y tendrá compromisos de negocios como cenas, cócteles y fiestas de la jet set.

En definitiva, Mayer sabe que la labor que ahora le ocupa incluye acudir a este tipo de compromisos. Se espera que el encanto que desprende la ejecutiva –así lo afirman quienes la conocen- se transforme en importantes acuerdos publicitarios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor